miércoles, 29 de noviembre de 2017

+ 1

Que digo yo que lo más similar a un encuentro alienígena que me ha pasado en la vida, o en su defecto el abrazo de un facehugger, ha sido lo de la gastroscopia del otro día...

Cosa más horrible en la puta vida, pero tú concéntrate en respirar que no pasa nada... no, sólo tienes que respirar mientras vomitas de continuo y algo te toca el támpax desde la garganta, todo muy agradable.

En fin.

Una experiencia desagradable más para un año apoteósicamente desagradable.


Alice Merton, Hit the Ground Running

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger Ana Perez said...

Eso me lo conozco; la primera vez lo llevé bien y la segunda un desastre. La repitieron 3 veces; no tenía sentido del ritmo,la persona que me la hizo;marché enferma y con fiebre.

Cuidate y un beso

Ana

13 de diciembre de 2017, 14:47  

Publicar un comentario

<< Home