martes, 27 de septiembre de 2016

Mezclas

Si mezclas Deep Forest con Bob Marley te sale Patrice


Burning Bridges, Patrice

Etiquetas:

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Tener Casa

Madre mía lo que cuesta


The Greatest, Sia

Etiquetas:

domingo, 18 de septiembre de 2016

Colores distintos

Esto es la leche.

Llevo una temporada que no sólo escucho la música más alta si no que no me paso el día diciéndole a la parte contratante que baje el volumen.

Frida no es tan trasto como pensaba y "me río mucho".

Mando más a la gente a la mierda, también.

Pero lo más curioso es que veo más colores.

Es algo que no se le hubiera ocurrido pensar a nadie o que no reparas en el tema, pero cuando estás hecho una mierda, no sólo vistes grises si no que ves grises y negros, tonos oscuros a dolor.

Ahora sigo con los azules que tanto me gustan pero me apetece un magenta curioso, nunca los había visto a mi alrededor y ahora me llaman, cuanto más claros y más brillantes mejor.

Nunca los había visto.

Qué cosas hace el dolor... o su ausencia.



Capsize, Frenship and Emily Warren

Etiquetas: ,

jueves, 8 de septiembre de 2016

5 Gatos


Desde el coche sólo vi uno...

Etiquetas: ,

martes, 30 de agosto de 2016

10 días y un chubasco

Sin dolor, más o menos y salvo pequeña excepción.


One More Night, Michael Kiwanuka

Me encanta esta canción.

Etiquetas: ,

martes, 16 de agosto de 2016

Curtis Mayfield

Se me mueven los pies :-)


Move On Up

Etiquetas:

2 días

Lo que cambia la percepción el dolor y luego que te digan que es un "simple dolor de cabeza"...


Finley Quaye, Sunday Shining

Etiquetas:

lunes, 15 de agosto de 2016

1 día

Sin dolor.

Es alucinante.

No sé qué ha pasado pero hasta el mundo se ve de otro color.

Espero que dure.

 Jamie Lawson, Someone for Everyone

Etiquetas:

jueves, 21 de julio de 2016

3

Y como que no quiere la cosa han pasado 3 años.


Y un día más de no puedo con el alma.

Los críos agotan y quien diga que la maternidad es maravillosa miente. Mucho.

Sí, tiene sus momentos, pero no estamos preparadas para semejantes proezas físicas ni psicológicas.

Te pasas el día intentando que no se haga daño, que no rompa nada -al menos que no sea suyo, porque el colapso de una estantería de supermercado no es algo deseable...- y lo peor de todo es que hagas lo que hagas, serás juzgada y lo harás mal.

Hace 3 años y algún mes más, que cada día tengo más gana de mandar a gente a la mierda.

¿Pero por qué nos meteremos tanto en la vida de los demás?

Etiquetas:

jueves, 14 de julio de 2016

Tarta de avellana y kikos


Ingredientes:

- 100 ml de nata
- 250 ml de leche
- 50 gramos de avellanas
- 50 gramos de kikos
- medio paquete de galletas tostadas
- 50 gramos de mantequilla
- 75 gramos de azúcar
- 100 gramos de Nutella
- 1 sobre de cuajada

Decoración:
- media tableta de chocolate de montar
- 25 gr de mantequilla
-100 ml de nata de montar

Forramos un molde alto de papel albal con cuidado de no romperlo. La tarta de las imágenes está hecha en un molde de 20 cm de diámetro.

Trituramos la galleta y los kikos sin dejarlo demasiado desmigado, para que se encuentren al masticar trozos más o menos curiosos y cruja.

Deshacemos la mantequilla y añadimos las galletas con los kikos, mezclamos bien y preparamos una primera capa sobre el molde, que no sea demasiado gruesa.

Preparamos el relleno:

Ponemos en un cazo a fuego moderado la nata, la leche y la nutella, revolviendo bien para que se mezclen y cuando rompa a hervir añadimos el sobre de cuajada disuelto en un poco más de leche extra en un vaso a parte y las avellanas trituradas y el azúcar.

Revolvemos a fuego suave hasta que hierva y en cuanto rompa a hervir, apagamos el fuego.

Con cuidado de no echar de golpe, preparamos una primera capa de relleno sobre la galleta que dispusimos antes en el molde.

A continuación y con mucho cuidado, volvemos a poner otra capa de galleta con kikos y sobre ella, vertemos el resto del relleno.

Sobre esto ponemos otra capa con el resto de la galleta con kikos que quede bien cubierto y dejamos enfriar.

En cuanto esté frío, a la nevera un mínimo de 2 horas.

Para el recubrimiento, ponemos 100 ml de nata a cocer a fuego suave y cuando hierva, añadimos la media tableta de chocolate picada y seguimos removiendo.
Cuando se deshaga bien, añadimos la mantequilla y seguimos removiendo bien.

Sacamos la tarta de la nevera, la desmoldamos con cuidado y retiramos el papel albal: queda la forma perfecta del molde totalmente sólida.

Sobre una rejilla sería lo ideal, pero al tener las bases desmigadas, es mejor hacerlo directamente sobre un plato. Colocamos la tarta y vertemos el chocolate de cobertura procurando cubrirlo todo bien y dejamos enfriar.

Se puede decorar con unos arándanos como en la de la imagen, aunque lo ideal sería unas avellanas y unos kikos para dar idea de lo que lleva.

En otro par de horas en la nevera, estará estupenda.



Consejos...

Esta es la versión para nenes de la tarta pero yo le añadiría tanto al chocolate de cobertura como al relleno un buen chorro de licor tipo aguardiente y una pizca de cayena bien machacada en la cobertura para potenciar el sabor del chocolate ;-)

Etiquetas: