martes, 11 de diciembre de 2007

Moralidad sectaria

Hay cosas inexplicables en esta vida.
Hace años se tenía por mangantes a aquellos que no querían prestar el denominado servicio militar. Tenían dos opciones: declararse objetores de conciencia o rebuscar en su historial clínico a ver si encontraban algo que les excluyese de las prestaciones a la patria.
Sospecho que se hacía eso con 18 años o por ahí y cuando algunos nos cruzábamos con los objetores veíamos a una persona que prestaba un servicio social simple en lugar de militar. Simple por llamarlo de alguna manera porque la mayoría de ellos desempeñaron labores de cuidado a discapacitados y ancianos que de simple no tienen nada.
Hoy se autodenominan a sí mismos objetores de conciencia los niños cuyos padres prefieren que recen un "pater noster" a que aprendan que no tienen que liarse a hostia limpia con el vecino porque venga de un lugar o estrato social diferente.
Hay que ver, lo idiotas que fuimos... Toda la vida odiando la literatura o la religión cuando, sencillamente, podíamos habernos declarado objetores de conciencia:
- Verá usted, hermana (jajaja) monja, es que mis principios morales me obligan a prescindir de los conocimientos aportados (jajaja) por una asignatura (jajaja) como la que usted imparte en este colegio católico (JAJAJA). Vamos, que mi religión me lo prohibe.
Tiene webos la cosa, que sean las pretendidas asociaciones de padres extremadamente religiosos las que inciten a sus hijos a joder una de las pocas cosas decentes que tiene la enseñanza últimamente y que esa pretendida moral que tienen quiera hacer de sus hijos unos analfabetos sociales en potencia...
Es que la evolución de las sectas es la caña. Mejor dicho la involución: pasamos de dar misas en latín de espaldas a la afición a darlas en idiomas no muertos y sin hacer un feo al público a volver a mirar para los maderos y repetir todos a coro los salmos con la lengua muerta, de la misma manera que pasamos de educar en la ayuda al prójimo, a educar en joder al prójimo.
¿Qué será lo siguiente? ¿Volver a convertir a hostia limpia en territorios desconocidos?
Frauen und Herren, la polémica está servida.

Etiquetas:

7 Comments:

Blogger AXA said...

Yo no soy de los que están a favor de aquellos que quemaban las iglesias y ahorcaban a los curas; sin embargo, odio todo lo que tenga que ver con la religión y lo religioso. Y cosas como las que relatas aquí hacen que me refuerce en mis creencias.

12 de diciembre de 2007, 0:01  
Blogger Hiroshige said...

Yo los respetaría un poco más si fueran capaces de respetar a los demás. Hay algunos que realmente te dan ganas de pasar a cuchillo y seguro que no te queda ningún remordimiento...

12 de diciembre de 2007, 16:25  
Anonymous velice said...

No esty muy de acuerdo. Lo que pasa es que se está prestando atención a quién hace más ruido, es decir, esos radicales religosos pero también estamos los que no hacemos tanto ruido pero que pensamos que esa asignatura no está bien planteada.

No que no deba darse, sino que es necesaria pero no con esos libros. He leído uno de ellos, no sé si hay más por grados pero el que he leído era una vergüenza y adoctrina a los niños tanto como los que yo tenía en mi colegio religoso. Y me parece tan malo lo uno como lo otro.

Los libros y las asignaturas han de estar adecuadas a la edad y este libro, en concreto, no lo estaba. ¿Cómo lo sé? No entiendo cómo pedagogos y demás han podido pasar por alto que un niño no comprenda lo que le quieren decir. Acabamos con más de una hora de discusión intentando explicarle al pobre chaval qué era la homosexualidad porque esta tan pequeño que no lo entendía, sí su hermano mayor.

Creo que lo malo es que haya gente tan estúpida, como los que narras, que directamente diga que no cuando lo único que hay que hacer es revisar los conceptos para que los niños lo entiendan porque el contenido es perfectamente lícito, interesante y creo que ayudará a su propósito: la ciudadanía.

Aunque cada vez la gente esta se parece a los yankees, tan puritanos y luego tan hipócritas.

12 de diciembre de 2007, 16:50  
Blogger jack said...

la hipocresia en la iglesia y sus fieles.
que pena :D
Parece que estos padres quieren que sus hijos crezcan en la ignorancia, ignorando un mundo de diversidad cultural, etnica, ... y quieren que odien en vez de aceptar la realidad y educarse en el respeto.

12 de diciembre de 2007, 21:15  
Anonymous Anónimo said...

Me ha llamado la atención tu comentario que he encontrado de casualidad cotilleandole a la Lolita B.,porque yo también he hablado esta semana de la objeción de conciencia (aunque en un tema más "banal" como es la navidad)y sin entrar en pólemicas sobre la religión,creo que en general hace falta mucho más respeto para todos,más voluntad de querer entender y más cultura general,para no ver lo ajeno como algo raro o malo.Creo que todos deberiamos escuchar más y hablar un poco menos.Mireia
(mireiatown.blogspot.com)

13 de diciembre de 2007, 11:11  
Blogger Guti said...

Yo creo que el problema es bastante más sencillo.

La gran mayoría de esta gente que se opone a la Educación para la Ciudadanía (EpC) lo hace exclusivamente por un motivo: porque la propone el PSOE. Punto. Si exactamente lo mismo lo propusiera el PP, pues estaría bien. Además, los motivos que alegan tendrían que hacer que rechazaran las asignaturas de religión con mucha mayor furia furibunda. Y curiosamente no es así. Hablan de libertad y quieren que todo el mundo estudie religión o "pague" de alguna manera esa "omisión".

Creo que el hecho de que en un libro determinado se explique mal un concepto determinado (la homosexualidad) no implica que la asignatura esté mal planteada. Yo he estudiado asignaturas de Electrónica que eran nefastas, y había mucho que discutir y modificar. Pero la mera presencia de una asignatura de Electrónica era correcta, sin reservas. Pues aquí opino lo mismo. Los principios básicos de convivencia, que son los mínimos en los que se supone que todas las personas civilizadas estamos de acuerdo, no son "adoctrinamiento". Otra cosa es poner pegas a contenidos concretos.

14 de diciembre de 2007, 12:37  
Blogger Hiroshige said...

Velice, tienes toda la razón del mundo, pero ¿te fijaste en los otros libros? Yo desde que vi los de una cría que conozco que con 10 años le ponga un libro que debería de ir dándole información sobre determinadas cosas, algo del tipo "recorta y colorea"... ¿Dónde está la enseñanza que pretende la enseñanza? A saber. Como tú dices, cada vez más americanos...

Jack, vamos a decir eso de "no atribuyas a la maldad lo que puedas atribuir a la estupidez".

Mireia, lo malo no es sólo el no escuchar y hablar demasiado, si no la pompa que le dan los medios y cómo nos dejamos conducir como masas borreguiles... Mismamente como tú dices, ahí está la navidad...

Guti, alguno habrá que toque las pelotas por el simple y mero hecho de que sea una propuesta de un partido que no le gusta, sea este o el otro. Pero lo de los libros mal planteados, creo que tiene razón Velice, no por los conceptos, si no por cómo un presunto pedagogo o una presunta comisión de aquellos cualificados para dictar normas educativas o plantear libros, lo hacen. Eso sí que da pena y dolor.
Sinceramente pienso que es lo que se quiere: analfabetizar a la población.

Lamento la tardanza en las respuestas.

19 de diciembre de 2007, 16:44  

Publicar un comentario

<< Home