lunes, 30 de abril de 2012

Por qué ir al cine te obliga a bajarte las películas

Después de mucho tiempo, he vuelto a ir al cine. No por nada, si no porque no había ninguna película que me llamase lo suficiente como para verla en la gran pantalla hasta ahora.

La película no decepcionó: Los Vengadores.

Lo que decepcionó tremendamente fue el cine y lo que pasó.

Cuando comenzó la proyección de la película aparecían un par de sombras en los laterales de la película. Bueno, podía ser cosa de que el formato no fuera el que ocupaba toda la pantalla... pero cuando llegaron los créditos, curiosamente esas dos franjas desaparecieron.

Conclusión: nos han cortado un trozo de película, corte que curiosamente no se aplicó a los créditos.

La peli traía bonus -ese trocito extra que aparece tras las letras- y, lamentablemente, los vimos con la luz encendida, pese a haber bastante gente allí sentada esperando.

No es que me fastidie demasiado que enciendan las luces antes de que acabe la película -con los extras digo-, pero lo que realmente tiene cojones es ver una película cortada: para verla así, me quedo en casa y veo una cutre-emisión en la tele y no pago por ella.

Es la segunda vez que me pasa esto.

La primera fue con Hell Boy II, que curiosamente había visto antes de que se emitiera en los cines españoles -descargada con una calidad excelente y en original-. Me gustó tanto que decidí que había que pagar por verla en el cine y me lleve una decepción tremenda, cuando vi que "faltaba" ancho de película.

Lo más gracioso: cuando acabó la película y le comenté al personal del cine lo que había pasado, sólo conseguí que me miraran como a una delincuente.

Luego esta el tema de los pases en original: son mitológicos. Se sabe que existen pero nadie los ha visto.

Y el precio.... sin comentarios.

En fin. Con cagadas así, cómo no nos vamos a bajar películas, si en ocasiones son la única manera de poder ver cosas en condiciones o que ni se emiten en tu país...

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Percewall said...

Buenas

Es cierto todo lo que dices, los errores que cometen las salas de cine en la proyección y en la calidad, pero solo tenéis que quejaros. Aquí en Madrid era norma general eso de encender las luces etc, pero después de un par de quejas, a las que estas en todo tu derecho, pues como dices, has pagado por ver toda la película incluida la música del final.
Ahora mismo la calidad es tremendamente buena tanto en audio como en video, y nunca te encienden las luces.

PD. me encanto los vengadores :D

30 de abril de 2012, 18:06  

Publicar un comentario

<< Home