miércoles, 21 de noviembre de 2007

Cómo bañar a un gato

Claramente: con paciencia.

1. Preparar todo lo necesario para lavarlo y secarlo antes de proceder a la acción.

2. Abrir el agua antes de meter al bicho dentro y regularla para que esté a temperatura corporal.

3. Meterlo poco a poco: primero las patinas, luego lo mojamos un poco por detrás...

4. Enjabonar, aclarar y repetir (Ojo, esto no es un bucle infinito).

5. Secarlo con la toalla y encender el secador antes de enfocarlo con el aire, procurando después no quemarlo y que no le de en la cara, que se mosquean.

bañar gatobañar gato
bañar gatobañar gato


Esto es lo que pasó tras la caída al water, que aunque estaba limpio, daba un poco de asquete mirar al animal... Y al cuarto de baño y pasillo.

Etiquetas: ,

7 Comments:

Blogger CHECHE said...

!!Muy bien,explicado!! Ja, ja, si algún día tengo un gato¿? todo puede ser, tomaré buena nota del proceso a seguir, lo que no dices es si tu "guaje" se protegió debidamente los hombros, se por experiencia propia,Cati( la gatita de mi amiga y vecina Charo, algún día le sacaré fotos)me quiere mucho, pero cuando no le apetece que la abraces se sube en el hombro y te dejas sus garras de recuerdo un par de semanas, je,je.Sigo mandándote buenas vibraciones para lo que tiene que llegar, mil besos y caricias a Hito, es una preciosidad.

21 de noviembre de 2007, 17:56  
Anonymous Axa said...

Creo que aún tengo marcas de cuando bañábamos al último gato que tuvimos -Apolo, se llamaba -. Y es que lo hacíamos en medio del patio con un barreño de agua fría.
¡Que animales somos en mi casa!

22 de noviembre de 2007, 0:46  
Anonymous velice said...

¡Jajajajaja! Pobrecitooo, claro menos mal que estaba limpio porque si no, veo el gato blanco con manchitas jajaja

Pobrecito, con lo moooooono que es

22 de noviembre de 2007, 16:55  
Blogger Steloide said...

realmente sois unos papás pacientes ;-)

22 de noviembre de 2007, 19:45  
Blogger Hiroshige said...

Cheche, no araña, la prubina, tiene las uñas cortadas -no sea que le de por atacar después de la ducha y salgamos los dos a rallas- x-D
Sigo esperando, nada más que sepa algo, tendrás noticias :-D

Axa, pues este gato es raro: después del baño de esas fotos, le tocó otro porque tiene la manía de meterse en la taza del water... y en la ducha cuando hay alguien usándola. Sospecho que le va a haber que regalar una bolla rosa para navidad x-D Sospecho que lo de Apolo fue por el agua fría, aunque la mayoría del mundo dice que no se dejan bañar.

Velice, ni te imaginas la pila porquería que recoge... Es como una mopa con patas.

Steloide, ¿a que sí? :-)

22 de noviembre de 2007, 23:11  
Anonymous Axa said...

Apolo no se caía al water, pero si se metía por donde la caldera y luego volvía con mas manchas que un leopardo.
Sí, era por el agua fría. Pero si hubiera calentado agua para bañar al gato mi madre, como mínimo, me habría matado.

23 de noviembre de 2007, 23:56  
Blogger Alex said...

Qué monada!! Es preciosa! Jajaja, a la Pelu le gusta pasearse por el borde de la bañera cuando estamos dentro, mete la pata, te saca el pie y te chupa el dedo gordo ¿?, la experiencia hace que no se resbale, aunque en alguna ocasión se ha caído y ha salido nadando por el otro extremo! A la taza del wc nunca se ha caído, pero lo que deberíais plantearos es dejarla tapada, jajaja, o no vais a ganar para sustos!!

25 de noviembre de 2007, 10:37  

Publicar un comentario

<< Home