domingo, 27 de septiembre de 2009

Ahora lo entiendo todo

No está bien meterse con el aspecto de la gente porque todos pasamos por etapas malas en la vida, pero está claro el motivo de retirar esta imagen...

Etiquetas:

8 Comments:

Anonymous velice said...

Pufff... ya no es el aspecto pero es que cómo les entra en la cabeza presentarse así en plan "lo más macarra del pueblo" ante un presidente... ¡Qué vergüenza!

Además, entre los vestidos tipo fantasma de la ópera sin estilo, las botarras punk que parece que nos van a pegar, el maquillaje a lo gótico.... vamos, vamos, se me ocurre salir así un día de casa con esa edad y no tengo mundo para correr de las collejas que me hubiese dado mi madre.

27 de septiembre de 2009, 10:58  
OpenID niunpuntoatras said...

A mí lo que me parece es que dentro de 20 años, cuando se vean estas criaturillas, se van a arrepentir de las pintas que llevaban... A mi me pasa lo mismo cuando veo fotos viejas mias... pero claro, no salgo con los Obama... :D

27 de septiembre de 2009, 14:42  
Blogger CHECHE said...

De verdad, es increíble(como diría Bisbal) pero peor gusto no se puede tener, y no es que se trate de ir vestidas de repollitos, pero vamos, están horrorosas, la verdad, los padres por muy progres y liberales que sean( están en su derecho) saben que hay unas mínimas normas para presentarse a un presidente, sea cual sea, no me ha gustado, la verdad,mejor hubieran estado en sus clases, y nos dejábamos de rollos, porqué vamos no se habla de otra cosa,con los temas importantes que hay que tratar, pues nada, seguimos dando caña a las niñas.

27 de septiembre de 2009, 21:31  
Blogger anita said...

llegaron las primeras preparadas para Hallowen

29 de septiembre de 2009, 21:32  
Blogger Guti said...

Pues por esta vez estoy en desacuerdo con todo el mundo.

Primero, eso de "presentarse ante un presidente". Botas aparte, yo no veo que la cosa sea tan estrafalaria; llevan un vestido negro, y básicamente son niñas de 15 años vestidas de niñas de 15 años. ¿Qué tendrían que ponerse, vestiditos de cuadros con un delantal de Caperucita? ¿Intentar parecer lo que no son? Algo que aprendí de los matones de mis colegios es que si quieren reirse de ti, se rien hagas lo que hagas; encontrar el motivo es fácil. "Pero esas niñas ¿por qué se visten con esos trajes de noche, intentando parecer lo que no son, y lo que parecen es putones verbeneros...?" etc.

Lo malo es que he podido ver que en todas partes abundan los matones de colegio,y yo pensaba que no. Así que no tiene por qué "estar en sus clases"; allí han aprendido sobre matones, chulos y abusones bastante más que si se hubieran quedado. Han aprendido que los hay por millones.

Si esas chicas estuvieran delgadísimas, y ese vestido -con el mismo calzado- fuera más corto y más pegado al cuerpo, todo quisque estaría encantado y babeando con las peazo hembras que son las hijas de Zapatero.

"No está bien meterse con el aspecto de la gente [...], pero"

Pues yo en este caso no acepto el "pero". Es como el "no me gusta de criticar, pero la vecina del quinto es madre soltera."

Ni me gusta el vídeo (que no tiene un pijo de gracia), ni me gusta la entrada, ni me gusta ninguno de los comentarios. Me pareció oportuno criticar la boda de la hija de Aznar (mayor de edad) por su dimensión deliberadamente pública y su ostentación, pero nunca me pareció correcto reírse de sus dientes o de ninguna otra cosa similar.

Ah, y si estamos hablando de esto y no de la banca, no es culpa de esas niñas ni de sus padres, sino de la camada de gilipollas que somos los españoles a veces. Somos nosotros los que hablamos.

Si alguien intenta descojonarse de una adolescente por su aspecto, y esa adolescente no ha intentado hacer ningún mal, sino que simplemente ha estado a lo suyo sin molestar a nadie, yo tengo claro de qué lado estoy.

Lo siento, amigos. Buen rollo, pero esta vez discrepo, nada más.

2 de octubre de 2009, 10:53  
Blogger Hiroshige said...

Guti, voy a explicar mi "pero".

Durante muchos años y en los años de estas crías, lo mío fue bastante peor. Todos sabemos el rollo ese de que el adolescente busca la identificación con el grupo y si van de tal o cual manera es quizás un acto de protesta o simplemente de demostración de un "aquí estoy yo" en el grupo en que se encuentran inmersos.

A mi no me gustaba ningún grupúsculo de los que me rodeaban cuando iba a colegio e instituto así que me creé el mío propio -llámalo narcisismo, exceso de personalidad o simplemente rareza- y bueno, allí estaba yo con mi abrigo negro hasta los pies, mis sombreros y mi ropa militar hasta que por evolución de mi propia mentalidad comprendí el significado de ciertas cosas -el pañuelo palestino se fue a la basura cuando comprendí con qué se identificaba y que yo no tenía cierto tipo de tendencias por lo cual no quería que se me identificara con ello, de igual manera que pasó con la ropa militar-. Luego llegó el ser una mujer con la cabeza rapada -pura comodidad-, cosa que a modo de broma llevé entre los 20 y los 30 -casi nada...-.
Todo esto me trajo algún que otro problema del tipo de que los seguratas de las tiendas me siguieran desde mi entrada a mi salida de establecimientos varios, que no me quisieran atender en muchos lugares y básicamente todas esas cosillas de "parece que te viste tu peor enemigo" de familia y algún que otro más.
En el momento te cabreas, pero en mi caso, siempre me vestí y me vestiré como me da la gana y como que me tira un poco de un webo lo que la gente diga. Eso sí, de vez en cuando me da por "acatar" las normas sociales y, como dicen algunos, "arreglarme un poco", asustando a muchos.

Debería ser yo quien defendiera a estas crías a capa y espada, "pero"...

Mi "pero" y el "ahora lo entiendo todo" de esta entrada va simplemente porque al ver a las crías flipé. Básicamente porque se supone que si tu padre es un representante de un país que menos que muestre un poco de respeto e "imagen" si se reúne en actos públicos con otros representantes y si se lleva a la familia, debería de mantener una imagen de respetabilidad y me explico: está bien que respete la personalidad de sus hijas, que las permita expresarse libremente, pero en un acto político donde se supone que tiene una imagen que mantener, me parece un pelín excesivo ese respeto suyo. No es necesario el vestidito con el mandilín ni mucho menos, tampoco hubiera sido apropiado el minivestido con unos cuantos kilos de menos aunque como bien dices muchos gilipollas españoles y de otros sitios hubieran babeado y alabado las "virtudes" del estilo de las crías.

Básicamente mi "pero" va a que creo que este señor, cuando vio la foto de familia publicada -y quizás alguno de los mil consejeros le dijo que aquello era un pelín "jevi"-, es lógico y normal que se coscara de su error.
Tanta expectación y polémica por una foto que no había visto es normal que me sugiriera el "ahora lo entiendo todo" tras verla.

Y bueno, serán los años, pero hasta yo misma con aquellas trazas institutiles me daba cuenta de que en determinados momentos es necesario adaptarse a las circunstancias, aunque sólo sea un poco.

Desde mi experiencia yo también estoy del lado del que va a su bola sin molestar, como te podrás imaginar y es una cosa lógica aunque te mantengo el "pero" de "cotilla de escalera", fue el primer sitio donde vi la foto y lo puse aquí. Ahora hay bastantes más.

Debo de tener alguna foto mía por ahí de aquellas fechas, a ver si la encuentro ;-)

2 de octubre de 2009, 13:08  
Blogger Guti said...

Claro, todo esto es relativo.

Yo entendería que a las chicas no las dejaran llevar un pañuelo palestino, pongamos por caso. Dado que el pañuelo se asocia (con razón o sin ella, me da igual) con una cuestión política candente, sería absurdo provocar un posible conflicto diplomático. Ahí sí entiendo que las convicciones personales de las chicas tienen que quedar al margen, puesto que van allí como hijas de un presidente, no como cargos electos; y no pueden aprovechar su presencia allí (que es una especie de "favor") para enseñar pancartas ni nada de eso.

Sin embargo, en este caso insisto: no he visto que la cosa sea tan estrafalaria. Aquí se meten con ellas por una pura cuestión de imagen estrictamente personal. En la ropa que llevan no hay nada que pueda ofender a nadie (es ropa negra, sin más) y tampoco se sale del estándar tanto como para que sea un problema real (no iban con el culo al aire ni con unos cuernos vikingos, por decir algo; no van tan extravagantes). Insisto: no creo que a nadie en aquella cena le llevara un minuto el tema.

Zapatero no dijo que quitaran la foto porque las viera feas o tuviera algo que ocultar. Dijo que la quitaran porque no quiere que las niñas salgan en la prensa, vestidas de *ninguna* manera, ni con aprobación de los estilistas patrios ni sin ella.

Creo simplemente que muchos han intentado hostiar a Zapatero en la cara de sus hijas adolescentes. Y eso me parece una vileza.

5 de octubre de 2009, 10:48  
Blogger Hiroshige said...

Lo peor de todo es que la vileza ha sido plenamente conseguida...

5 de octubre de 2009, 13:21  

Publicar un comentario

<< Home