viernes, 28 de septiembre de 2007

Dos años

Hoy va a ser el último día que escriba algo desde este sitio que llevo ocupado dos años -bueno, uno en realidad, que el año anterior estaba en la mesa de enfrente- y que al mirar por la ventana vea esta imagen:

vista buelga

Estoy triste, casi más que Marco el día de la madre y mira que sufrió el pobre. No es ya tanto la tristeza por ese pánico brutal que me surge cuando se me presenta una etapa incierta como la que se me viene encima, si no por la pena que me da abandonar a esta gente con la que trabajé durante estos dos años y es que encontrar compañeros de trabajo con los que estés realmente a gusto, es un lujo al alcance de muy pocos afortunados. Pero las cosas son así y ser becaria de por vida no es ni un trabajo ni una situación a perpetuar, por muy a gusto que se esté.



Parece mentira, que hace un año y varios meses estábamos despidiendo a Super Javi exactamente en el mismo sitio donde hoy nos despediremos nosotros, Hiro y Mini Javi -no por hacerlo de menos si no porque difícilmente va a superar el buen rollito que había con el Javi anterior, que no sabe cuanto lo eché de menos...

Javi: ver los capítulos de Lost a solas, no mola.

Me da pena. Eso sí, en este tiempo aprendí muchas cosas que nunca hubiera pensado aprender o hacer:
  • Cómo llevar una biblioteca: gracias a un curso del CPR se me ocurrió la brillante idea de digitalizar la biblioteca en un programa interno obviando la base de disponibilidad web que cuelga de uniovi y que más que errores 404 no sabe dar, lo que me llevó como medio año largo porque hay más de tres mil volúmenes en el fondo bibliográfico...
  • Catalogar donaciones: esto fue totalmente extraño porque a pesar de tener una asignatura específica denominada museos, es en la vida real cuando te das cuenta de que no tienes ni puta idea, aunque eso sí, hace más el que quiere que el que puede, y por ahí se anda un catálogo de unos setecientos libros donados a esta casa donde se puede encontrar verdaderas joyas dedicadas a la arquitectura del siglo XX y del XIX. Realmente disfruté con ello, pese a la pila de trabajo que me dió, los arrebatos alérgicos y que desde entonces la pulsera de mi reloj de acero no haya dejado de soltar mierda...
  • El trato con la gente: anteriormente ya había estado de cara al público, y esto es lo mismo pero a lo bestia. Voy a echar de menos a las welinas que vienen a los talleres de tiempo propio, e incluso creo que echaré de menos a Hulk, al Gemelo, a los Sintecho e incluso a Pocholo -a ver a quién le deja la mochila ahora..., bueno, a este no creo que lo eche de menos demasiado-.
  • ¡¡¡Dar una conferencia de dos horas y que no se me aburriese el personal!!!
Cosas buenas hubo muchísimas, cosas malas también, pero mejor tomárselas a risa y tirar para adelante, porque así fueron. Luego, siempre quedan las anécdotas, como el día que llega un energúmeno pretendiendo sacar a leñazos a la novia de la sala de pcs porque "le estaba poniendo los cuernos por el messenger y no era la primera vez" -este se acojonó al primer "qué pasa ahí" de Super Javi-, como cuando llegó el eslabón perdido todo repeinado, limpio y con colonia y nos decía cosas como que "dónde estaba Méjico que estaba hablando con una muchacha de allí en un chat cristiano" o que "si venía una chavala preguntando por él, que avisásemos que estaba en la computadora número 10", todo así. También los confusos, llegados aquí por incompetencia de algún funcionario del ayuntamiento, a la búsqueda de información sobre empresas de la zona, queriendo vender sus terrenos o buscando tasadores...

Y todas esas cosas del tipo de "cerramos en cinco minutos", "os echo en cinco minutos", "no me pagan las horas extra" y similares... Si al final ya se iban sin avisarlos de que se cerraba a la hora :')

¿Dónde estaré el año que viene a estas alturas? Lo más cerca, internada en la Cadellada...

Ah, no, que la cerraron ;-)

Ivi, Xuacu, no penséis que os libraréis de mi tan fácilmente, nos vemos de sidras ;-)

Etiquetas:

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Animo Ana, con tu carácter y valía todo lo que te viene por delante tiene que ser bueno.

Y tienes toda la razón, ver Lost sin alguien que lo viva tanto al lado no es lo mismo...

Por cierto, ¿no enviabais el comando para que se apagaran los PCs en 5 minutos? o lo hacíais a voz pelada. :-D

Espero que las chuletorras de Lada estubieran bien buenas en tu despedida.

Besotes

P.D. lo de "Super" no se a que se refiere... porque soy mas bien normalín

29 de septiembre de 2007, 11:28  
Anonymous velice said...

Las despedidas son difíciles pero lo bueno es intentar mantener todo el contacto posible :D No es lo mismo que trabajar con ellos, pero al menos es tiempo pasado juntos :D

29 de septiembre de 2007, 17:44  
Blogger Laurix said...

Siempre da pena "cambiar", pero seguro que el futuro te depara muchas cosas buenas

30 de septiembre de 2007, 15:00  
Blogger Carmiña said...

El próximo año a estas alturas espero y confío en que estés donde tú quieras, donde te guste estar, ¡venga!, a por ello.
Igual que cuando vas en bici, mira hacia adelante, hacia donde te diriges, ya vale de caidas, seguro que llegas.

30 de septiembre de 2007, 20:12  
Blogger Hiroshige said...

Hola Super Javi, no sé fíu como me lucirá el pelo porque la cosa ya sabes como está de jodida por el norte. Lo de Lost.. que te voy a contar, buenso, sí, te voy a recomendar: The IT Crowd, para reírte un buen cacho ;-)
Lo de mandar el shutdown se perdió con el cambio de sistema de Xuacu, así que a viva voz, pero te acostumbras pronto a "echarlos" x-D
Las chuletinas, brutales, como siempre ;-)
Ya te contaré lo de "Super" y no digas que normalín, que no se lo cree nadie :-P

Velice: intentaré mantenerlo, sobre todo porque estaba muy a gusto :-)

Laurix, ya os contaré, pero siempre soy pesimista, así las alegrías alegran más y las penas se sufren menos. Es una forma de autodefensa que llaman.

Carmiña, gracias, espero que la cosa cambie en algún momento, y al menos el hecho de intentarlo no me va a echar para atrás ;-)

1 de octubre de 2007, 13:26  
Anonymous velice said...

Mira yo, en una semana tengo la casa abarrotada de gente porque quedamos todos los Erasmus de Amberes para ir a Salamanca, aunque parece que primero es en mi casa porque les pilla de paso Madrid.

Creí que se acabaría al volver a España pero no es así :D

2 de octubre de 2007, 11:51  
Blogger Hiroshige said...

Míralo por el lado bueno: encontraste amigos :-D

2 de octubre de 2007, 14:05  

Publicar un comentario

<< Home