miércoles, 12 de septiembre de 2007

Entre copas y castillos II

Las cosas que más prestan son las que no se esperan. Por ejemplo, cuando íbamos camino de Peñafiel, a un lado de la carretera quedó un pueblo con un castillo cuyo aspecto parecía bastante bueno. "A la vuelta le echamos una ojeada". Y es que Valladolid es un "de castillo en castillo y tiro porque me toca".

El pueblo en cuestión es Villafuerte, cerca de Esguevillas de Esgueva y el castillo es del Garcifranco de Toledo, de ese siglo XV a cuyo final ya era innecesaria la presencia de este tipo de fortalezas. Visita muy pero que muy recomendable.

De mano, llegas y lo encuentras cerrado. Hay un cartel que dice "Preguntar en el pueblo por Arturo" y piensas eso de "je, me dirán que está en las cruzadas casi fijo". Pero no. Arturo es el guardián de las llaves y guía de las visitas. Es un paisano la mar de simpático que vive en la calle que baja según sales del castillo a la izquierda que con gusto y buen humor te enseña ¡¡¡los cinco pisos amueblados que tiene el castillo!!!
Indudablemente no todo lo que hay es propio del castillo ni real -de la época- pero sí que hay cositas interesantes para cualquiera que le guste el tema. Os dejo algunas imágenes del castillo y si pasáis, ni un minuto lo dudéis. Está en restauración gracias a la Asociación Española de Amigos de los Castillos. Por cierto que el arcón que aparece debajo de los candelabros judíos, es auténtico: 1483.

castillo garcifranco de toledocastillo garcifranco de toledo
castillo garcifranco de toledocastillo garcifranco de toledo
castillo garcifranco de toledocastillo garcifranco de toledo rueca

Luego sigues el viaje con la emoción aun en el cuerpo y desde lejos ves otro que también tienes que visitar. Te acercas y está cerrado con el cartel de las visitas en la puerta. Nada, apuntas el nombre del pueblo para no perderlo junto con el horario de visitas y al día siguiente vuelves con la familia esperando, dado su precioso aspecto exterior, que el interior sea una grata sorpresa.

El lugar era Ampudia y el castillo, lógicamente, era el Castillo de Ampudia, propiedad actual de la Familia Fontaneda -está claro que las galletas dieron para mucho- y que alberga la colección particular de antigüedades de un miembro de la misma.
Salí ampliamente decepcionada. Entras pensado que vas a recorrer el castillo entero y te encuentras conque es la residencia familiar pero las estancias posteriores son transitables y visitables. El resto, olvídalo.

En esas habitaciones hay dos que albergan una colección de piezas de época romana -entre las que se encuentran piezas de tipo visigodo y griego mezcladas con total impunidad- sin catalogación alguna ni orden establecido. No hay cartelitos identificativos de qué estas viendo. Lo único que hay que mencionar interesante es la presencia de piezas prácticamente intactas de vidrio -un lujo- y algún bronce fundido romano de pequeño tamaño y de una calidad impresionante.
En otra de las habitaciones hay una reconstrucción de una botica medieval, mezcla de alquimia y medicina, que nos proporcionó el punto cómico de la visita. En ella había una mesa portadora de botes dentro de los cuales se podría encontrar absolutamente de todo. Tras ella una estantería con lo mismo y varios instrumentos quirúrgicos de amputaciones -de los que si no te mueres de lo que tienes, cascas fijo de la infección-. Una piel de serpiente enorme colgando del techo, figuras de animales mitológicos tipo basilisco y similares... y dos asientos enfrente de la mesa: uno enorme de piel y madera y otro de madera con el asiento recortado con una forma redonda. Decía el guía... "y ante la mesa, la silla de partos y amputaciones" y dice una visitante en un arrebato de ingenuidad... "la de amputaciones es la grandota y la de partos la de agujero" a lo que el guía le responde... "no señora, la grandota es la de partos y amputaciones y la del agujero no deja de ser un mueble-water de la época..." Para morir de risa. No está bien reírse de la gente, pero cómo pensaba esta señora que se podía parir en ese sitio ¿echando al crío por el agujero?(<--literalmente, ya sé que suena mal). Muy fuerte... Las otras salas contenían una colección de armas de fuego con piezas bastante extrañas mezclada con otra de organillos. Otra contenía juguetes antiguos, otra piezas de arte sacro de retablos desvencijados y un atractivo -y muy caro- calvario. En la otra, una colección de objetos de tipo etnográfico. Demasiadas cosas totalmente mezcladas y sin sentido aparente. No tengo imágenes del interior ya que se prohibía realizar fotografías, salvo en el patio y con "alguien" en la imagen.

castillo ampudiacastillo ampudia
castillo ampudiacastillo ampudia

Especial mención en este lugar merece la torre de la colegiata que se ve en la imagen del pueblo: renacimiento avanzado o precoz barroco, con ese movimiento en planta, extrañamente parecido al que se aprecia en la torre de la catedral de Oviedo, no en vano, son de la misma época.

Y al hilo de los castillos, desde este de Ampudia se divisan otros dos: uno totalmente destrozado, visitable, cuyo nombre desconozco, y otro en la distancia, para llegar al cual nos perdimos y llegamos a otro a pocos kilómetros de esta localidad: el Castillo de Trigueros del Valle en Trigueros del Valle. Su estado es bastante lamentable pero está siendo objeto de una restauración de carácter muy duro a la que no le auguro un buen futuro dado el alto índice y proximidad de bodegas subterráneas en la zona. Espero equivocarme.

castillo trigueros del vallecastillo trigueros del valle
castillo trigueros del vallecastillo trigueros del valle


De precios:

  • Esguevillas: 2 € por cabeza.
  • Ampudia 3'50 € por cabeza.
  • Trigueros: visita libre exterior.

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

Blogger CHECHE said...

!!Jo, Hiro has estado casi al lado de mi casita, que mala eres me lo hubieras dicho y nos hubieramos conocido y estoy convencida (pese a todas las diferencias que nos separan)que nos reiriamos mucho comeriamos de tóo lo que se nos hubiese antojado. Ni se te ocurra venir por valladolid o sus pueblos y no avisarme(puedo ser muy mala, !eh te lo advierto!Para mí un lujo poder conocerte(para ti no tanto) pero soy de fiar,te espero la próxima vez, besitos

17 de septiembre de 2007, 22:57  
Blogger Hiroshige said...

Home por dios, ¿cómo no va a ser un lujo para mi poder conocerte? Tengo previsto volver, pero te aviso con tiempo :-*

18 de septiembre de 2007, 15:09  
Anonymous PRIETO said...

DESDE TRIGUEROS INFORMO QUE NO TENEIS QUE PREOCUPAROS, PUESTO QUE LAS BODEGAS SUBTERRANEAS NO AFECTARAN LA CIMENTACIÓN DEL CASTILLO. SI ESTAIS INTERESADOS EN VERLO POR DENTRO TENEMOS UNA FIESTA MEDIEVAL EN EL MES DE JUNIO, CON ACTUACIONES EN LA PLAZA Y EL CASTILLO

11 de diciembre de 2007, 9:04  
Blogger Hiroshige said...

Prieto, bienvenido y muchas gracias por la información. Me alegra enormemente que no se vea afectado el castillo por las bodegas, ya que sería una pérdida enorme. Estaré encantada de poder visitarlo por dentro en sa fiesta medieval que indicas. Saludos.

11 de diciembre de 2007, 9:56  

Publicar un comentario

<< Home