jueves, 9 de diciembre de 2010

Extrañas ausencias propias

Todo el mundo sabe lo que es la ausencia pero sospecho que no todo el mundo sabe lo que es ausentarse de uno mismo.

Es raro, normalmente la ausencia es cuando algo o alguien ajeno se ausenta, pero sentirlo de uno mismo en ti mismo, es una cosa extraña.

Es una mezcla entre un sentimiento de tristeza, de desilusión, de decepción y de impotencia que aparece un día motivado por algo que normalmente ni te va, ni te viene, lo que es más preocupante aun.

Se manifiesta en una especie de periodos de pensamiento profundo y lejano en el que de repente te das cuenta de que llevas un buen rato abstraído del mundo sin pensar en nada, con la mirada perdida y con una rarísima sensación de vacío.

No, no son drogas, por si alguien se lo pregunta, últimamente ni sidra tomo, así que quizás esas ausencias extrañas son motivadas por un exceso de realidad que me deja conmocionada.

Vuelvo a estar cansada, no tengo ni puñetera gana de la cena familiar de navidad, el mundo casi entero me vuelve a decepcionar y este puñetero catarro, gripe o lo que sea me está machacando.

En fin, qué asco de vida. O de persona. O de personalidad, la que me ha tocado.

Y lo peor de todo, cada vez que veo los noticiarios de la tele, la insulto...

Casi vale más abstraerse en uno mismo.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger ander said...

Es verdad que una pasa nervios esperando que el paquete que mandas guste. Y te cuento que yo estoy encantada con el que tu me mandaste. Muchas gracias, y disfruta de el regalo de Laurix. Se ve genial!!!

9 de diciembre de 2010, 14:10  

Publicar un comentario

<< Home