viernes, 5 de junio de 2015

Más o menos

Llevó unos 34 años preguntándome por qué las madres suelen poner a sus hijos por las nubes y la mía sólo sabe echarme en cara todo lo que hago mal.

Pues creo que me voy a hacer uno de esos horribles tatuajes de mala gente que tanto la horroriza para que tenga algo más de lo que quejarse.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger Ana Perez said...

Eso que no es de la época de no alabar, para que fueras vanidosa. en mi casa si lo hacías muy bien, al menos lo reconocían, aunque sin alardes;eso sí, si te cortabas el pelo y te quedabas hecha un asco, te enseñaban a toda la clientela,como a un mono de feria.......aún recuerdo cuando trasquilé el flequillo. todo el barrio se enteró; no volví a hacerlo; aunque también me cansa la frase :Ana como eres,y, todo por decir lo que piensas sin zarandajas.

7 de junio de 2015, 12:24  

Publicar un comentario

<< Home