lunes, 13 de agosto de 2007

No hay verano sin...

  • Cambios bruscos de temperatura: de 40 grados un día a 14 el siguiente y recordar que te dejaste la ropa de abrigo en casa.
  • Moscas, cuando más molestan es cuando uno esta sentado el trono de roca, es increíble pero llegan a atacar por turnos y similas ser King Kong en la cima del rascacielos...
  • Aguantar las gilipolleces derivadas de la convivencia con elementos de lazos pseudo-sanguíneos, a veces sanguinolentos...
  • Faringitis, aun no este año...
  • Madrugar más que el resto del año para no hacer nada en todo el día o como mucho madrugar más para dormir la siesta con más ganas.
  • Madrugar a las 6'20 de la mañana por gallo cantarín al otro lado de la pared. Esto no es muy malo, algún día te levantas para ir a por el machete matagallos y ves un amanecer de infarto.
  • Levantarte a las 8 por "coro de gallinas en ponienda al otro lado de la pared". Es una hora aceptable, pero los cantos dejan mucho que desear y te hacen pensar: "si poner un huevo te hace proferir tal escándalo, imagínate poner un hijo..."
  • "Irse por la patilla", o lo que viene siendo diarrea, aka "cagaleras de la muerte", por ingestión de alimento en estado desconocido o "virus" achacable al agua u otro medio de difusión.
Esto último me dio un viaje de vuelta de los que no se olvidan, menos mal que algún laboratorio farmacéutico inventó el Fortasec que si no, no sé que sería de mi...
Dicen que el asunto de los topitos da algo parecido a una gripe con diarreas y nauseas, así que mi habitual hipocondría me obliga a pensar que ya lo pillé, no por nada si no porque pude comprobar in situ que lo de plaga no va de coña y que el agua que salía por el grifo habitual decían que era no potable por contaminación de fertilizantes cuando siempre fue un agua buenísima... Toda la vida bebiendo del mismo pozo junto a las tierras cultivadas y ahora resulta que los mismos fertilizantes que se usan todos los años, envenenan... Si apenas cayó agua para que la química pudiera filtrarse hasta el pozo, ¿hubo algún cabrón que los echó dentro o qué fue lo que pasó?
Ni idea, pero tenías que apartarte tú para no pisar a los topos de los webos. Los había vivos, muertos, pájaros muertos por algo achacable a los topillos, gatos muertos, perros muertos por ingestión de topo en mal estado... Por cierto, no son de los de hocico y cabecita redondeada que excaban túneles a dolor, son tipo hámster doméstico en marrón clarito con la colita corta y se pasean a sus anchas a cualquier hora del día por donde les sale de las narices, así que de topos nanai...

Tengo un montón de comentarios sin responder, espero a estar en casa para poder hacerlo ;-)

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger CHECHE said...

!Hola Hiro!! espero que estés mejor y no sea la tan traida y llevada tularemia, bueno si te cuento el verano de topillos que llevo, con decirte que se bañan(ahogan despúes, je,je)el la piscina el primer trabajo que hago por la mañana es vaciar el cestillo de la depuradora de unos cuantos que han perecido, otros al levantar la tapa del motor están ahí vivos, pobres me dan pena, no lo puedo evitar, los joios son como bien dices hamsters, mi hija Chuca(Merche, pero es para distinguirla de mí, el nombre se lo puso mi mamá cuando era pequeñina, como un dedal)topillo que encuentra vivo lo indulta y lo suelta donde puede,besos Hiro cuidate.

17 de agosto de 2007, 17:41  
Blogger jack said...

Hazle fotos a los topos :). please

18 de agosto de 2007, 0:49  
Blogger Hiroshige said...

Hola Cheche, no creo que sea, pero como estoy tan aprensiva siempre... A mi también me dan un poco de pena estos bichejos, pero hay que tener cuidadín que no te entren en casa ;-)

Jack, en la próxima visita a la zona antes del fin de mes te cuelgo un retrato robot de los animalinos.

19 de agosto de 2007, 17:10  

Publicar un comentario

<< Home