viernes, 2 de octubre de 2009

Dedos negros

Esto es puro vicio: "llega el frío" y con él, las granadas con las que alargo el postre hasta extremos infinitos desgranando la pieza. El problema es que la piel tiñe y ¡de qué manera!

Vamos que de aquí a ¿abril? tendré los dedos negros x-D


Por cierto: una granada madura no está roja por fuera si no de color claro -siempre y cuando no tire al verde-. A más amarilla por fuera, más roja por dentro.

Etiquetas: , ,

4 Comments:

Blogger Laurix said...

Las granadas siempre me recuerdan a cuando era pequeña... y me las daban peladas :-) ahora las como menos, sacarles la fruta a veces se me hace muy largo :-)

2 de octubre de 2009, 16:49  
OpenID niunpuntoatras said...

Me encantan las granadas... pero hace años que no encuentro una tan rojita como las que comía de pequeña... (Son preciosas!)

2 de octubre de 2009, 21:23  
Blogger CHECHE said...

Hiro, reconozco que es una fruta preciosa, pero para comer la verdad no me gusta mucho, a pesar de que la he comido mucho de pequeña, mi madre la mezclab a en la enbsalada de escarola y así si me gustaba, pero como tu dices los dedos negros, ja,ja, cuidame esas manitas,besos.

2 de octubre de 2009, 22:57  
Blogger anita said...

¡¡que cierto!!nosotros el domingo ya abrimos la temporada ¡¡riquísima!

6 de octubre de 2009, 12:45  

Publicar un comentario

<< Home