jueves, 8 de octubre de 2009

El punto floral

Hay que ver. ¿Por qué hay tantas chuminadas para el tema de la novia y el motivo de dolor de cabeza para el tema del novio se reduce a "traje y zapatos"?

Pues ni idea, el asunto es que si el vestido casi me provoca -provocó- un ataque de ansiedad antes de entrar en la tienda, lo del ramo de flores no va a ser para menos y, como menda no es rarina ni nada para esas cosas, lo de abrir la boca para pedir cosillas acordes a la iconología y a la religión agnóstica pseudo rústica pintoresca que me gasto, la cosa se pone complicada. Como con lo del "anillo único" y el "es la cosa más rara que hemos hecho nunca" que, por cierto, ya me cargué dos veces...

Pero las flores...

- Hola, quería un ramo de flores...

- ¿Rosas?

-Sssssi, creo...

- Una docena, 30 euros.

- Mmm, es para el ramo de novia...

-Ah bueno, espera que te saco los catálogos. Tienes ramos desde 150 euros.

- ¡Oh, dios, como me duele el riñón que voy a empeñar!
-pensé yo-.

Y ahí el mundo se vuelve patas arriba. Hay ramos a patadas. Hay formas de ramos a retorcer. Los hay para novias altas, para bajas, para románticas, para tímidas, para atrevidas, en bolso, en cascada, en abanico, sin flores... pero nada que se pareciera a lo que tenía en mente.

Luego está el tema de los precios: el mismo ramo con las mismas flores y la misma forma multiplica su precio por dos según el lugar donde se mire. El mismo ramo que todas las novias llevan con sus rosas de colores y tamaños varios...

Y tras visitar varias floristerías -demasiadas- y ver que todo era lo mismo, lo mismo que todas llevan, las mismas flores que cualquiera puede tener en su casa cualquier día por un motivo cualquiera, decidí que soy rara... para todo y hasta el infinito y mucho más.

Mi flor nace en verano y da su fruto en otoño, con lo cual en invierno no será más que un árbol mas, soso y sin gracia. Va a ser difícil poder contar con ella.

El otro asunto escabroso, casi espinoso, podría decirse que va a ser posible porque se seca y queda tal cual.

Pero hay que ver la locura en que se mete uno sin comerlo ni beberlo.

¿Acabaré yendo al monte a robar felechos y a una rotonda del ayuntamiento a por flores ahumadas?

Espero que no, pero si alguien tiene un granado en su jardín, que me diga su dirección para ir a saquear un par de brotes ;-)

Etiquetas:

7 Comments:

Blogger Cannnela said...

jaja estaba yo pensando donde había visto flores de granado, leches! en tu blog!!!!. La palabra novia despierta un mundo de posibilidades increíble.

8 de octubre de 2009, 20:28  
Anonymous velice said...

00!

¿Te casas? Pues soy supertorpe y no me había enterado.... qué desastre. Felicidades :D

8 de octubre de 2009, 21:25  
Blogger Alex said...

Pues me parece muy bien, la imaginación y la originalidad al poder!!
Umh estoy deseándo ver ese anillo único...

9 de octubre de 2009, 8:00  
Blogger Guti said...

Qué pena que no tenga yo flores de esas, pero bueno, aunque fijo que ya la conoces, te regalo esta:

http://www.goear.com/listen/8134978/flor-de-granado-juan-perro

9 de octubre de 2009, 9:01  
Blogger CHECHE said...

Hiro, no te quiebres la cabeza, estoy segura que te haràs tu propio ramo, será original y único,lo del granado está difícil, yo te doy un par de apuntes (si me permites)una planta de hiedra de la pequeñita, y te vas al campo y buscas flores,si las que salen en otoño, yo creo que seria original y único, como digo es una idea, a mi, ver hiedra en un ramo de novia que cae sobre el vestido me parece precioso, pero bueno tu sabes lo que quieres, besos.

9 de octubre de 2009, 9:11  
Blogger Guti said...

Que no sea hiedra venenosa de esa que dicen que hay, no vaya a darte urticaria :-)

Por cierto, la respuesta a lo del traje y zapatos del novio es sencilla: porque el novio siempre es lo de menos, nadie va a mirar pa él, no puede competir ;-)

9 de octubre de 2009, 9:38  
Blogger anita said...

si quieres yo me voy contigo a saquear rotondas de ayuntamiento... a veces el truco es no decir que es para boda porque con eso se baja ya el taximetro de a 1000€

9 de octubre de 2009, 12:30  

Publicar un comentario

<< Home