martes, 8 de mayo de 2012

Síndrome del Mundo Vacío

Vaya racha.
Cada día pienso más que esto se va a tomar pol saco pero de todas todas.

La pseudo prensa, las noticias que te llegan de donde sea, las historias que te cuentan... Todo da miedo.

Pero es un miedo curioso: es una vez más ese acojone a los cambios, y haber cambios va a haberlos, pero que muy grandes. Otra cosa es que sean como el tema evolutivo: que tarden miles de años, bueno, cientos o quizás menos en cuestiones socio históricas.

El miedo es algo así como a la desaparición de la sociedad establecida. Ni apocalipsis zombies, ni virus asesinos de mundos, ni otras paranoias similares, básicamente es la ida a tomar pol culo del mundo como lo hemos vivido desde nuestro nacimiento hasta ahora.

No es la primera vez y si no piénsese en todas las generaciones que pasaron -y pasan- conflictos bélicos desarrollados en su territorio, en su ciudad, su pueblo, su casa.

Tienes tu vida, tu trabajo si es que lo tienes, tus costumbres y un buen día, zambobazo y todo a la mierda. ¿Y ahora qué?

La razón de la amargura es un poco el preocuparse por el ese "y luego, ¿qué?", lo que te lleva a preguntarte varias cosas, como si realmente tiene sentido todo.

Tienes tu televisión, tu coche, tu "alojamiento", tu ropa, tus trastos en general.
Tienes preocupaciones estúpidas derivadas del "tener" todas esas cosas.

Tienes una familia con su familia correspondiente.
Tienes mil problemas ridículos por tenerla.

Tienes salud, relativamente.
Tienes preocupaciones por no tenerla.

Y un buen día llegas a la conclusión de que toas tus preocupaciones no son nada comparado con la dinámica del cómo el mundo al completo se está yendo a la mierda.

Joder, suena apocalíptico pero seguro que antes que yo, lo pensaron otras personas. Ya no digo este año, ni el anterior cuando esto ya apuntaba maneras. Mismamente allá por 1939 o quizás 38, o 1929...

Está claro que depresiones las hubo siempre. La historia es cíclica y todo antes o después tiende a repetirse. Los países suben y antes o después caen por su propio peso arrastrando consigo todo lo que tienen a su alrededor.
Lo curioso es verse inmerso en esa vorágine destructiva con un mínimo de conciencia de lo que está sucediendo.

Te preocupas demasiado.

Sí, pero básicamente intento sobrevivir.

Y piensas en algún tipo de "solución histórica". No, no un milagro como los de los libros de ciencia ficción de las grandes religiones, si no algo mucho más mundano.
Por ejemplo, con el tema de la Gran Depresión en Estados Unidos... se salió de una gorda. Lo gracioso es que fue gracias al desarrollo de una industria generadora de material bélico para los países -ajenos- que estaban en guerra y eso aquí no va a pasar porque ni tenemos industria ni vamos a fabricar nada y mucho menos para otro país. En todo caso, la guerra es aquí.

Estamos jodidos.

Por primera vez en mis 34 años de vida me siento afortunada por haber pertenecido a una etapa en la que pude estudiar una carrera, tener una atención médica y haber podido crear o al menos intentarlo mi propio trabajo.

Por primera vez en el mismo tiempo me acojona pensar que no hay nada más allá que no sea penuria y que 1984 no es una obra de ficción ni una crítica a un sistema político pasado, si no una profecía.

Esto da pena y dolor.
Cada día más.

Señor psiquiatra, recéteme de nuevo los antidepresivos mientras aun exista la seguridad social. Luego ya recurriremos al mercado negro, que seguro que es un valor en alza en breves.

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

My daughter and I when to Doll House to buy a Sherri Lee dress that my daughter was obsessed with. I received no service from the sales staff until I asked. They gave my daughter a few styles to try on when asked what size my daughter would be, she pointed at the dress my daughter had on and said “that size”. I noticed that the dresses had no size tags on them and when I asked the sales staff about that, they got frustrated with me and gave no explanation. So I left the store with a much deflated daughter, went home and ordered the dress online and saved $200.

17 de mayo de 2012, 16:45  

Publicar un comentario

<< Home