jueves, 21 de agosto de 2008

El misterio de la bolsa de cartón

Caminaba lenta y renqueante. Aparentaba como muchas el peso y el paso de los años. Los hijos paridos, el cuidado de todos ellos y de sus nietos. Algunas incluso de sus bisnietos.
Reflejaba en sus espaldas un ansia por vivir, por seguir adelante, como fuera.

Ésta en concreto se apoyaba incluso con una mano contra la pared, oscilando al mismo ritmo que sus pasos. Un avance lento de una pierna, una caricia a la pared con la mano contraria. En la otra, oscilando cual péndulo de un reloj, la acompañaba una misteriosa bolsa de cartón, estampada con imágenes florales y con dos asas rojas de algo similar al algodón trenzado.

En el camino se la sobrepasa. Podría ser una metáfora de aquellos hilos tejidos por las moiras y las parcas: una persona camina y otra la deja atrás, una persona muere y otra sigue viviendo.

En la acera de enfrente, otra mujer de la misma edad, acusando en menor medida las vicisitudes de su vida, esperaba mirando al infinito final de la calle. En una de sus manos aparecía de nuevo la misma bolsa de cartón, estampada ésta con una imagen de un cachorro. Sus asas, del mismo material trenzado que la anterior, eran de color amarillo.

Qué curioso...

Al día siguiente, el camino te lleva a cruzarte de nuevo con mujeres de alta edad, portando la mayoría esas bolsas como único compañero de camino. Surgen las preguntas. ¿Por qué será? ¿Qué llevarán? ¿Será que las usan como bolsos para despiste de los amigos del tirón?

Puede que no tenga ningún misterio, pero sospecho que no lo sabré nunca. La única idea que se me ocurre, es que ven en esos objetos cotidianos algo bello no sólo por su aspecto, si no por su uso, en lo que podría ser un retroceso hacia la idea primitiva de la belleza y por eso sustituyen al bolso de toda la vida.

Habrá que esperar a alcanzar su edad para saber cuál es el misterio de la bolsa de cartón... si es que lo tiene.

Etiquetas: , , ,

2 Comments:

Blogger Guti said...

Sobre las bolsas, creo que lo de sustituir al bolso probablemente no ande muy desencaminado.

27 de agosto de 2008, 9:20  
Blogger Hiroshige said...

La cosa es que resulta casi ridículo el sustituir un bolso por algo tan frágil como un cartón, aunque si lo piensas fríamente y el miedo es el tirón, esto sin duda sería útil ya que rompería -supuestamente- antes que arrastrar a la víctima. Hay que ver lo que se piensa de vez en cuando...

28 de agosto de 2008, 20:42  

Publicar un comentario

<< Home