sábado, 22 de noviembre de 2008

Si una vez te hace daño, no repitas

En mi caso, la penicilina.

Una vez creí que lo peor del mundo era el dolor de muelas, pero llegó un dolor de oídos.
Luego pensé que lo peor del mundo era el dolor de oídos, pero llegó lo de anoche y entonces supe que "retorcerse de dolores" no es ninguna expresión: se puede llevar a la práctica perfectamente. Por ejemplo, con una gastritis y una inflamación vesicular por culpa de un remedio para un catarro muy gordo.

Vamos que un antibiótico me mandó a urgencias de cabeza. O más bien de costado porque no podía enderecharme.

Eso sí, lo de urgencias da para mucho y entre brote de dolor y pausa, el humor puede estar en todas partes: da para que otro que estaba en la sala de espera, hecho polvo en una silla de ruedas, te diga eso de "tú si que estás jodida". Debía tener un poco de mala cara porque tras eso, le decía un señor gitano a su señora con ese tono que usan ellos siempre "aaaaay la gachí está como para comer jamón"... También da para que te pregunten cuando te están sacando sangre para analizar que si tomaste unos culetes de sidra porque entonces el RH te va a salir "trabanco"... o las conversaciones de los boxes de al lado y especialmente aquella de "estabamos cortando pollos y yo no la pinché" repetida una y otra vez. Era una mujer que llegó con un cuchillo clavado creo, la cosa es que el pollo a partir debía de estar vivo porque no acabo de explicármelo...

Pero sobre todo ayer en pleno apogeo del dolor, me di cuenta de una cosa: aun sigo siendo católica. Nunca en mi vida me acordé tanto de dios, aunque fuera para jurar en arameo.

Sigo viva y muy agradecida con el amabilísimo personal que me trató anoche.

Etiquetas: , , ,

10 Comments:

Blogger CHECHE said...

Mi niña espero que estés mejor,pero qué pasa a tí también te llegan los males uno tras otro, espero que sea el último, yo aqui sigo,voy a rehabilitación con magnetoterapia el lunes ya termino,¿mejoría, bueno apenas noto, pero ya me han dicho que los resultados son a posteriori, espero notarlo pronto, eso de andar coja, no me gusta nada y los chasquidos que de vez en cuando me da la rodilla tampoco, paciencia y esperar,eso es lo que me queda, besos.

22 de noviembre de 2008, 20:48  
Blogger Alex said...

Vaya!! Espero que ya estés bien! La verdad es que ir a urgencias es todo un espectáculo, al menos el humor que no falte nunca ; )

23 de noviembre de 2008, 10:24  
Blogger fifilota said...

¡¡Espero que te hayas recuperado!!

23 de noviembre de 2008, 13:53  
Anonymous velice said...

Pues menos mal que aún te quedaba sentido del humor pero vaya mal trago, guapa. Muchos besos.

23 de noviembre de 2008, 16:17  
Blogger Laurix said...

¡¡Espero que ya estés bien!!

24 de noviembre de 2008, 9:08  
Blogger marieli said...

Hola Hiro: Espero que estés mejor. La verdad es que para ir a urgencias hay que estar muy destrozada. :(

Animo y otro día toma una limonada bién caliente y con miel. Besines :)

25 de noviembre de 2008, 20:22  
Blogger Hiroshige said...

Gracias a todas, la verdad es que "espero" estar ya bien, pero eso no me quita el susto del cuerpo. Y vaya si hay susto que esa dieta que tanto se me escapaba llegó de pronto y desde el fatídico día adelgacé 3 kilos y lo que les seguirá, porque le tengo un miedo a comer que no veo. De pescaditos cocidos no me va a sacar nadie en una temporada y para no haber vuelto a probar el chocolate... En fin, a ver si se me pasa el efecto psicológico :-(

25 de noviembre de 2008, 20:29  
Blogger marieli said...

Pues claro que si!!!

26 de noviembre de 2008, 17:35  
Blogger Prunila said...

DIOS! tuve la misma experiencia cuando un cólico nefrítico. Unos gitanos, uno muerto en un accidente, los médicos asustados por las joyas del cadaver, los gitanos querían matar a los médicos... Una casa de locos!!!!!!! espero que estés mejor guapa!

2 de diciembre de 2008, 21:02  
Blogger Hiroshige said...

Prunilla, pues qué mal se pasa.

10 de diciembre de 2008, 15:35  

Publicar un comentario

<< Home