domingo, 14 de junio de 2009

Aventuras y desventuras de un cambio de estado cualquiera

Pues sí, pues sí. Va a ser que vamos a dejar de vivir en pecado para pasar a hacernos un contrato de permanencia de tipo futbolístico y, como tal, y viendo la alergia común a secta alguna, va a ser por lo civil, por llamarlo de alguna manera.

La cuestión es que como todo en esta vida, si se toma al pie de la letra de lo que pasa, como que se desespera uno al ver la cantidad de energúmeno, por no decir inútil, que se puede llegar a encontrar, aunque bien pensado, un despiste lo tiene cualquiera, aunque lleve toda su puñetera vida haciendo lo mismo o trabajando en el mismo sitio.

Así que viendo cómo van las cosas y tras hacerme lectora asidua de foros rosas de cómo preparar el "bodorrio perfecto" -son tan ilusionantes, rosas y dulces que he adelgazado varios kilos por no poder mirar a las cosas con azúcar tras el empache empalagoso de leer unos cuantos post- creo que sería necesario abrir un nuevo blog con un título tal que "Cómo no ¿casarse?", donde todo el mundo pueda dejar cosas en la línea del infierno. Vamos, todas esas cosillas irónicas que suceden en este tipo de casos concretos.

Pero teniendo un blog para el despotrique, la terapia psiquiátrica y alguna que otra cosa, ¿para qué voy a abrir otro?

Por el momento, la primera en la frente:

Y un buen día decide uno que si quiere firmar los papeles, debe informarse de qué papeles firmar, dónde firmarlos y cómo se procede. Si no es por la iglesia, será por el ayuntamiento, ¿no?

Pues vamos al ayuntamiento, ventanilla de información y...

- Hola buenas, ¿qué hace falta para casarse?

Y automáticamente por la mente se te pasa lo estúpido de la pregunta y las mil estupideces que te pueden contestar a la misma, cosas del tipo de "tener pareja", "no estar ya casado", "estar vivo"... Pero no. La respuesta apoteósica fue:

- Ir al ayuntamiento.

Esto... O fue un fallo en Matrix o pillé al funcionario equivocado en el lugar equivocado y en el momento equivocado.

Menos mal que al final, tras poner cara de "qué me estás contando" se aclaro la cosa y no era al ayuntamiento a donde tienes que ir -primero- si no al juzgado...

En fin. ¿Qué será la siguiente tomadura de pelo?

Viñeta de aquí.
(Trad: ¿Puedo volver a escuchar lo de "los peores días" antes de decidirme definitivamente?)

Etiquetas: , , ,

9 Comments:

Blogger mc said...

:-)

15 de junio de 2009, 7:03  
Blogger Pablo López Cienfuegos said...

¡Vas a flipar!

15 de junio de 2009, 7:06  
Blogger Laurix said...

¡Me parto! Y eso es sólo el principio...

15 de junio de 2009, 7:33  
Blogger issa said...

Primero: enhorabuena (creo) y segundo, tercero, cuarto..... ¿ya sabes dónde te metes? xDDDD
Bueno, pues sí, lo primero es ir al juzgado para que pidan las partidas de nacimiento y comprueben que no estáis casados ya y tal y tal, además que supongo que son ellos los que tramitan el libro de familia... no sé, pero en mi caso tardaron muchísimo en conseguir mi partida de nacimiento y suerte que fuimos con tiempo (aunque no te pases con la anticipación porque este tipo de papeles también caducan).
Pero si yo lo conseguí, cualquiera puede, fijo.
(Un consejo: hazte una carpeta para ir metiendo los montones de papeles, facturas, prefacturas, presupuestos, cartas de rtes, etc que se te van a juntar).

Y más de una vez pensarás aquello de.... ¿y si nos casamos de estranjis?

15 de junio de 2009, 12:51  
Blogger fifilota said...

Ja ja ja... nosotros estamos tambien planteándonoslo... ¡¡¡que miedo y que pereza!!! ains

15 de junio de 2009, 13:51  
OpenID nbarrientos said...

Jaja, esto promete...

15 de junio de 2009, 13:58  
Blogger Alex said...

Pues ya nos irás contando! Coincido con Fifilota, alguna vez tendremos que planteárnoslo, ainsss qué pereza...

15 de junio de 2009, 20:23  
Blogger Lolita Blahnik said...

:)

21 de junio de 2009, 16:34  
Blogger anita said...

la viñeta fantástica, quedo a la espera del blog de como no casarse... jajajajaja

30 de junio de 2009, 12:30  

Publicar un comentario

<< Home