jueves, 3 de abril de 2008

Pescado a la sal

Si no lo había hecho antes, fue porque con tanta sal, no podía ser muy bueno ni comestible, pero hoy probé y creo que voy a repetir bastante a menudo. ¿Por qué? Porque se cocina el pescado en su propia salsa y sabe a lo que es: pescado. Con salsas y demás está muy bueno pero siempre acaba sabiendo a algo más.

Ante todo que no se asuste nadie: cuando se cocina, huele a sardina salona pero el sabor no tiene nada que ver y no está salado.

Ingredientes:
  • Un pescado de ración por persona
  • Sal gruesa
  • Papel albal

El pescado ha de estar descamado y si es posible entero. En algunos sitios se recomienda cocinarlo con las tripas pero a mi me daba un poco de asco, así que preparado para el horno -se puede pedir así en las pescaderías- y entero.

Se coge una bandeja para el horno donde entre el pescado a preparar y se estira el papel albal sobre ella. No hay que cubrirla, simplemente hacer un envoltorio para lo que se va a cocinar.

Se echa sal para que cubra el pescado por abajo y se coloca el pescado sobre ella. Se echa más sal encima del pescado y se cierra lo mejor que se pueda el envoltorio.

Se ha de precalentar el horno a 200 grados y se mete el pescado una vez que se ha alcanzado la temperatura, para que se hornee durante 30 minutos, tras los cuales se saca y ya está listo.
Cuidado al abrir el envoltorio porque el pescado habrá soltado jugo que al estar mezclado con la sal no es muy recomendable utilizar. Sólo hay que sacarlo del papel, quitar la sal que lo cubre lo mejor que se pueda y proceder a comer antes de que se enfríe.

Recomendaciones:
  • Quitar la piel al pescado para comerlo que es donde se queda toda la sal.
  • Si partimos el pescado por la mitad, la carne en contacto con la sal estará salada, por eso es recomendable hacerlos enteros.

El tema de la sal:
  • Vi en mil sitios que se requieren dos kilos de sal y fotos de pescados al horno donde se ven unos caparazones tremendos realizados con la sal. Es totalmente innecesario y un desperdicio. Conque el pescado quede cubierto, sobra. En el caso que preparé, eran dos doradas y con un paquete de los pequeños de sal que tenía mediado, sobró la mitad.

Hay recetas sencillas, pero esta se lleva la palma y puede permitir a todos esos que dicen que no saben cocinar, quedar muy bien con alguien cocinando un plato de lujo sin ningún tipo de complicaciones.

Si se le quiere añadir algo, yo le metería una patata cocida para acompañar, sin más.

Que aproveche y mucho, que aun me estoy chupando los dedos.

Etiquetas: , ,

4 Comments:

Blogger Montse said...

Yo hice tambien esa receta no se si use los 2 kilos de sal lo que se es que use mucha y que no lo envolvi o al menos eso recuerdo y lo que es cierto es que la sal se quedo dura , el la receta ponia que debias darle con el reverso de una cuchara y se partiria quitandola sal en dos piezas.fue super facil le di un golpe seco y se partio en dos la "cascara" de sal.
La verdad es que yo tampoco me atrevia hacerlo como tu por miedo a que quedara salado. y esta BUENISIMO!
Sabes que tambien se puede hacer un pollo entero asi?!
para sorprendete esta receta: http://www.karlosnet.com/General/receta.php?c=2294
Mi madre la a probado y dice que esta buenisima pero a mi me da miedo meter una botella de vidrio dentro del horno!

Saludos

3 de abril de 2008, 15:55  
Blogger Hiroshige said...

Vaya pinta que tiene el pollo, aunque sí que asusta un pelo lo de meter la botella al horno, aunque hay gnte que hace transfers a vidrio con el horno de casa, así que muy peligroso no puede ser... Habrá que probar :-)

3 de abril de 2008, 20:55  
Blogger CHECHE said...

Aunque no lo hago a menudo( solo un par de veces) lo hice como Montse, pero probaré tu receta, me fío de lo que haces, je,je,ahora voy a mirar lo del pollo, besos.

5 de abril de 2008, 15:15  
Blogger Hiroshige said...

La del pollo tiene una pinta buenísima :-)

6 de abril de 2008, 12:17  

Publicar un comentario

<< Home