miércoles, 28 de diciembre de 2011

Yayoflautas del mañana mañana

Hoy me he sorprendido escuchando una de esas noticias de final de año en que se resumen lo más importante que ha sucedido en los últimos 360 días y pensando que el famoso Movimiento 15 M se ha convertido en una tomadura de pelo más de esas defendidas por los pseudointelectuales del momento.

Si los gafapastas de hace unos años eran los que te decían lo bueno que era aquel escritor o pintor y que si no lo entendías eras un inculto, hoy en día resulta que lo son esos ciudadanos anónimos que se juntan en las plazas de las ciudades más importantes del país y dictan normas de organización y soluciones a los problemas comunes.

Lo más gracioso de todo es que me recuerdan mi primer día de facultad cuando "un artista" subido a la parte superior de una escalera arengaba a las masas al ritmo marcado por el estribillo "camaradas"... Patético.

Hace unos meses tuve una conversación con un pensante discordante cuyas palabras son pronunciadas muy bajito y a solas por miedo a perder su puesto en la administración y el resumen de las mismas era que "ya era hora que surgiera un revulsivo social". Esto fue a unas semanas de pasar la primera noche en la plaza del ayuntamiento a solas. Después se montó un campamento, se pusieron pancartitas y... na de na.
De aquella conversación recuerdo el haber dicho algo así como "esto, como si nada"... y mira tú por dónde.

Y es que todo esto fue un mucho hablar y "pop", como suena una burbuja que se hincha demasiado rápido y explota dejando absolutamente nada tras de sí.

¿Y qué ha salido bueno de todo esto? Pues un montón de carnaza para la prensa, algunos días de retraso en los desahucios y... nada mas.

Menudo movimiento social de mierda.

Firmado: Hiro,
una indignada de estar indignada.

Reverte:no me copies las columnas porfa, que aunque seamos igual de bordes, alguno tiene que ser el primero en cagarse en todo ;-)

Etiquetas: , , ,

4 Comments:

Blogger noe said...

donde estás aquellos años en los que una manifestación conseguia su fin?
deberiamos darnos cuenta que pese a quien pese, los politicos nos manejas a su antojo y a joderse toca. Me siento una ESPAÑOLA NINGUNEADA.

30 de diciembre de 2011, 20:48  
Blogger Hiroshige said...

Noe, yo viví aquellos años de las huelgas mineras, hará 20 años largos, y lo increíble es que se conseguían cosas. Hoy en día, como tú bien dices, estamos totalmente ninguneados.

30 de diciembre de 2011, 21:04  
Blogger Guti said...

No estamos ninguneados. Somos lo que somos.

Lo grande de la democracia no es que se acierte, sino que el pueblo se equivoca solo, como un adulto. Es responsable.

¿Qué ha pasado con los indignados? Que mucha gente se ha reído de ellos, o los ha insultado, o se ha cabreado porque le estorbaban para pasar. Ergo, la mayoría de la gente no ha entendido nada. Ni los políticos, ni los ciudadanos.

Ergo, pues ya nos podemos ir a tomar por culo. Fue una oportunidad, y la desperdiciamos limitándonos a votar, para que nos sacase de la crisis, a un gobierno "que no engañase a los españoles", y sin importarnos que la ideología que representa fuese la más cercana a los culpables de la crisis.

Esto no es culpa de los indignados; es culpa del resto.

De todos modos, los indignados han dado mil lecciones. ¿Son pocos? Bueno, en España hay poca gente que dé ejemplo. De organización, de amabilidad, de no violencia. Lo que hicieron es increíble. ¿No acabó en revolución? Eso ya es cosa de los que los miraban por encima del hombro. Pero es el movimiento social que más me ha gustado de los que conozco. (Lo de las cuencas era bastante patético, además de muy peligroso.)

Algún día maduraremos.

3 de enero de 2012, 16:43  
Blogger Hiroshige said...

Guti, ya te echaba de menos. Feliz año por cierto.

Yo creo que en este país se queda todo por el camino, comenzando por las buenas intenciones y terminando por las ideas de presunto progreso.
En lo de que el asunto de las Cuencas fue peligroso, toda la razón del mundo. La duda que me surge es si el uso de la violencia sería justificable para conseguir mejoras sociales. Aunque la frase en sí ya es totalmente incompatible.
No sé dónde acabaremos...

3 de enero de 2012, 17:48  

Publicar un comentario

<< Home