martes, 7 de octubre de 2008

Hasta n'el cuchu ye posible lo guapo

Lo que viene siendo que hasta en la mierda se pueden encontrar cosas bellas.

Este fin de semana pasado subimos a L'Angliru, esa etapa tan jodida de la vuelta ciclista. Y no es para menos porque pese a haber subido en coche, la carretera mete miedo. Eso sí, una vez allí las vistas son espectaculares y todo se ve como más pequeño, carente de volumen y extrañamente cercano. Debe de ser por la enorme altura del monte.

Estando en este lugar, se hace uno a la idea de lo que debían de sentir aquellos dioses griegos desde su Olimpo.

Mira, mortal, aquello de la derecha que se ve de color blanco, son los Picos de Europa. Están nevados. Y aquellas dos ciudades son Oviedo y Gijón. ¿Ves el mar? Una vista preciosa desde este lugar, ¿verdad?

Realmente lo es.

Volví a encontrar unas flores que ya había visto antes y que confundía constantemente con azafrán, aunque sospecho que no lo son, por lo que sigo confundiéndolas... La cuestión es que viendo esto, queda claro que la mierda es terreno de cultivo no sólo para la enfermedad, si no también para la belleza: no sólo permite su presencia si no que la nutre y hace resaltar entre lo que la rodea.

flores del cuchu, cuchu

La mierda en este caso es literal: cuchu. Hay vacas y caballos por la zona, con lo cual es normal su presencia. Mejor abono, imposible.

Pero esa flor... algún día sabré qué es realmente.

Etiquetas: , , ,

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Es un Iris o Lirio del campo

7 de octubre de 2008, 16:03  
Blogger Cannnela said...

Uh... no se si al final le di a enviar el comentario...
Decía que mi madre los llama quitameriendas, si no es esta flor es muy similar. Los llaman así porque salen con "la fresca" así que se les asocia con el fin de temporada de meriendas campestres. El nombre "oficial" no lo conozco :D

7 de octubre de 2008, 16:36  
Blogger Hiroshige said...

Anónimo, no lo tengo nada claro porque las dos flores que me mencionan son muy grandes y tienes diferente forma y colorido. Esto es una cosa como de entre cinco y diez centímetros que ni tiene hojas verdes ni nada. Sólo esa flor.

Cannnela, pues sí que salen con el frío, pero ahí arriba me parece que las debe de haber todo el año, porque no veas el frío que hacía.

7 de octubre de 2008, 21:04  
Blogger Penélope de Eboli said...

Es un crocus. Creo que con el bulbo se hace una medicina para el corazón pero según dosis es venenosísima.
http://es.wikipedia.org/wiki/Crocus_vernus.

El azafran es parecido ->
http://es.wikipedia.org/wiki/Azafr%C3%A1n

8 de octubre de 2008, 11:30  
Blogger Hiroshige said...

¡Vaya! Gracias Penélope, ahora cada vez que las vea, me acordaré de ti y sabré cómo se llaman -y que no tengo que echarlas a la olla- ;-)

8 de octubre de 2008, 11:40  
Blogger Penélope de Eboli said...

Hola! Ya conocía tu lehmus. Es uno de los trabajos que me decidieron a bloquear . Pero me salio tan grande mi "galaxia" que no tenía toalla lo suficientemente tremenda para contenerlo. Hace tiempo que te leo. Un placer. :)

8 de octubre de 2008, 23:02  
Blogger Hiroshige said...

:-)

14 de octubre de 2008, 12:10  
Blogger pabloh said...

Creo que acabo de oir en la radio cómo se llama, Hiro. Aquí en Asturias se le llama espantavaqueiros, porque sale sobre todo al final del verano, en la montaña. En otros sitios, se le llama "quitameriendas", porque cuando salen, los días ya son más cortos y podemos saltarnos esta comida.

El nombre técnico es Merendera pyrenaica.

Por cierto, no la uses como azafrán porque es algo tóxica

16 de octubre de 2008, 12:44  
Blogger Hiroshige said...

Jajaja, gracias Pabloh, ya me quedó claro que no se ha de echar a la pota. Me voy a quedar con el nombre de "quitameriendas" que me hizo gracia ;-)

16 de octubre de 2008, 13:54  

Publicar un comentario

<< Home