jueves, 23 de octubre de 2008

La Casa de los Gorriones

Esta es la última pintada. Estoy orgullosa de ella, pero mucho. No sólo porque fuera un encargo si no porque cada vez voy viendo más mejoras, lo cual no es nada bueno porque donde antes echaba unas horas, ahora echo unos días literalmente recreándome en dibujar cosillas.

Básicamente se hizo como todos los anteriores pero partiendo de aquel proyecto de calle a lápiz que mostré hace un tiempo: una base a lápiz con las formas principales, primeros brochazos de color y luego se incluyeron todos los detalles "superfluos".

casa de los gorriones, painting, oil, oleocasa de los gorriones, painting, oil, oleo
casa de los gorriones, painting, oil, oleocasa de los gorriones, painting, oil, oleo

Es curioso pero no acabas de ver sus colores ni formas originales hasta que los has pintado del color y la manera que creías que sería la definitiva, que es cuando lo cambias casi todo... Y a medida que progresa la cosa, no puedes evitar ir enseñando los progresos de los que parte el orgullo y más llaman la atención, porque muchas de las cosas que aparecen aquí y que pudieran parecer premeditadas, no son si no mas que el fruto de casualidades o del simple aprovechar lo que va surgiendo, como por ejemplo, la parte que más me gusta -la Casa de los Gorriones propiamente dicha- recibe el nombre de la decoración de su fachada y que surgió de una mancha amarilla base para el dibujo de un cuarterón de madera... Dicho tono amarillo me recordaba mucho cuatro imágenes chinas que tenía mi madre con ese color de fondo y árboles retorcidos con pájaros. Los gorriones no dejan de ser meras manchas con diferentes tonos de marrón, pero tienen su encanto diminuto.

La técnica es claramente mejorable, ya que su base es inexistente y se conforma únicamente en la visión de otras obras y en la pura intuición, pero en ocasiones, vale más aprovechar lo que sucede que intentan buscar con locura la perfección. Es como una mancha de pintura blanca que cayó en el bajo de cierto vestido azul dando el germen de un estampado bastante apañado.

En definitiva, La Casa de los Gorriones quedó tal que así:


Espero que su futura propietaria lo disfrute.

Etiquetas: , , , ,

8 Comments:

Blogger fifilota said...

Simplemente preciosa... ¡¡me ha encantado!! ¡¡eres una artistaza!!

24 de octubre de 2008, 9:23  
Blogger Laurix said...

te ha quedado fenomenal! Seguro que a su nueva dueña le encanta!!!

24 de octubre de 2008, 10:04  
Blogger marieli said...

Ya puedes estar orgullosa ya,desde el dibujo a lapiz.
Los detalles "superfluos",son una verdadera recreación- recreativa para el contemplador.

24 de octubre de 2008, 11:42  
Anonymous velice said...

Es para tirarte horas mirándolo... En serio... te envidioooooo!!!!!

24 de octubre de 2008, 13:03  
Blogger Lolita Blahnik said...

jooooooo!!!! cada vez me gustan mas tus pinturas... este cuadro esta chulisimo. Me gustan todo: los colores, los detalles que se intuyen en las casas, el movimiento que le das a la escena con la bici... precioso de verdad.
Y te tomo la palabra, vas a tener que venir un dia a vernos aqui, yo prometo llevarte a los viveros, al palacio de las lanas, a las tiendas de patch... jejjejej

24 de octubre de 2008, 17:58  
Blogger CHECHE said...

!!Me quedo "flipada!! he visto todos los cuadros, bueno, bueno, pero que haces que no preparas una exposición, seguro que venderías todos,sin duda eres una artista, te admiro, mil besos no dejas de sorprenderme, cocinando, restaurando, pintando escribiendo !¿se puede ser más completa? !!no!!Vales para todo y todo lo haces genial, no es peloteo, no tengo necesidad de regalarte la orejilla, es admiración pura y dura.

24 de octubre de 2008, 22:57  
Blogger Keros said...

Hiro!! Pero qué maravilla!! Me encanta ver la evolución de tus obras!!

Los detalles: geniales!

Besitos!

26 de octubre de 2008, 7:27  
Blogger Hiroshige said...

:-)

5 de noviembre de 2008, 14:56  

Publicar un comentario

<< Home