lunes, 27 de septiembre de 2010

Piquete informativo

"No, no hago huelga porque no tengo curro,
En todo caso haré una contramanifestación,
si es que hay manifestación".

No sé por cuántas huelgas generales pasé ya en lo que tengo de vida pero lo que más me llama la atención es cómo las razones para no ir a la huelga han ido cambiando.

De las primeras recuerdo que cuando se decía "huelga", generalmente empezaba por territorios mineros y se extendía como la pólvora por todos los sectores laborales, es más, la gente se creía que luchaba por algo y conseguía cosas.

De buenas a primeras, hoy en día lo de "ir a la huelga" no deja de ser un camelo, sobre todo teniendo en cuenta que ha sido convocada por los sindicatos que pactan las reformas laborales con un gobierno que mas que joder al trabajador no hace, y este "acto" no deja de ser un golpe de efecto que dice "parece que estamos descontentos, somos vuestros amigos y por eso nos quejamos". JA.

Pues va a ser que no, que con esta huelga no se va a ningún sitio, no se reivindica nada y mucho menos se conseguirá nada.

Luego está el tema de la integridad moral de la persona:

"Iría a la huelga porque soy guay, pero no voy porque no me da la gana."

No, mira, la mayor parte de la gente no irá a la huelga porque saben que están atados a un trabajo miserable, a una hipoteca o a un ritmo de vida excesivo marcado por ellos mismos. Si se arriesgan a dejar de lamer culos por un momento, a lo mejor mañana se encuentran en la calle...

Lo que no se atreven a decir en realidad es que no van a la huelga porque tienen miedo. Miedo de que los echen del trabajo. Miedo del qué dirán y miedo sobre todo de perder ese pretendido estatus de bienestar del que supuestamente gozamos.

Desde mi punto de vista, una huelga general debería de salir de la voluntad de la gente de cambiar algo y esa voluntad debería de poder paralizar el país al completo, nada de servicios mínimos, nada de recriminaciones absurdas a quien quiera o no trabajar ese día, nada de pactos entre gobierno y sindicatos para ver cuántos deben de ir al trabajo ese día.

Nada de camuflar ficticios cierres cambiando los descansos de día para que coincidan con la famosa huelga.

Esto no va a ser una huelga, va a ser una comedia de la que todos salgan muy contentos y un circo del que todos sacarán resultados satisfactorios.

Todos salvo a quienes afecta el presunto motivo de la huelga en sí.

No voy a la huelga porque no tengo trabajo y el trabajo doméstico no se considera un verdadero trabajo, así que seguiré haciendo la comida, lavando los platos y todas esas cosas que no parecen un esfuerzo mientras que el resto de la gente, algunos con esperanzas reales de hacer algo, salen a la calle pero no para ir al trabajo y otros, bajo excusas de la voluntad propia, salen para ir a trabajar y criticar a quien no los imita.

En el fondo todo es un problema de libertad, de eso que cada día tenemos menos. De libertad que nos hará poder decidir el ir o no ir a trabajar ese día sin que ninguna otra causa influya en esa decisión.

No tengo un duro, no tengo curro, pero lo que sí tengo es la libertad de decir lo que me da la gana y, sobre todo, de decidir. Al menos por el momento.

¿Y tú? ¿Decides libremente o tu empresa te tiene por el cuello y no te queda otro remedio?

Etiquetas: , ,

4 Comments:

Anonymous fanta said...

Yo voy a la huelga, tengo trabajo y ese día no cobrare.
Voy a la huelga porque es un derecho que quiero ejercer.
Voy a la huelga no por que yo tenga trabajo, principalmente voy por que veo como muchos de mis amigos y gente de mi edad no tiene, voy a la huelga por que creo que el sistema actual no funciona y no me gusta, por que hoy eres tu la que no tiene curro, pero mañana sere probablemente yo (puro egoismo).

Voy a la huelga porque a pesar de los pesares de todo lo que se cuenta malo de los sindicatos y de que si sus cabezas de cartel se van a un viaje de lujo, cenan en restaurantes caros, ... bla bla bla se que los sindicatos (y lo se por experiencia) son los unicos a los que al final la gente como yo podemos recurrir para que se nos defienda y se respeten nuestros derechos como trabajadores.
Voy a la huelga ya que los sindicatos por mi si han hecho en el pasado y porque no podemos consentir que se toquen los derechos de los trabajadores que tantos años ha costado "tener".

Puede que despues de todo no se consiga nada, ... pero menos se consigue si nisiquiera manifestamos ese descontento.

En fin. Es un derecho.

27 de septiembre de 2010, 20:54  
Blogger Hiroshige said...

Fanta, tienes ciertos principios o al menos crees que esto puede mejorar. También tuviste suerte cuando recurriste a un sindicato y te echaron un cable. A mi básicamente me dijeron cuando los necesité que dejara las cosas como estaban.

¿Sabes que aquí los de CCOO de la zona son en su mayoría prejubilados de las grandes empresas que cobraran el día igualmente y presionarán a quienes quieran trabajar para que no lo hagan?
Vamos, "integridad pura y principios" que se viene llamando...

27 de septiembre de 2010, 22:32  
Anonymous Anónimo said...

Pues yo no voy a la huelga, soy autónomo y a nosotros no nos defiende ni nos ayuda nadie para conseguir lo que merecemos como trabajadores, pero no podre trabajar, como estamos en un país democrático y muy respetuoso con los derechos de todos los famosos piquetes informativos se encargan de no dejarnos ejercer nuestro derecho a abrir el negocio para poder trabajar. Y yo me pregunto ¿Con que derecho? ¿Que tiene que ver esta ley con nuestro colectivo?

28 de septiembre de 2010, 19:26  
Blogger Hiroshige said...

Anónimo, quizás debería de haber puesto entre comillas el título de esta entrada por lo irónico de lo de "piquete informativo", deberían de llamarse "piquetes coercitivos".
Sigo pensando que tanto tú deberías de poder trabajar y abrir tu negocio libremente, como los que no quieran trabajar ese día no deberían de hacerlo.
Eso sí, sin joder al prójimo ni los unos ni los otros. Lamentablemente
siempre habrá quien azuce los ánimos para romper cristales y demás cosas que todos conocemos.

Mi crítica con esta entrada iba enfocada a quienes pregonan a grito pelado que "van a trabajar libremente" -por cuenta ajena- cuando todos sabemos que es mentira: van porque como los echen del curo, van jodidos, como el resto, sólo que son incapaces de aceptar públicamente la verdadera razón.

28 de septiembre de 2010, 23:57  

Publicar un comentario

<< Home