miércoles, 31 de enero de 2007

Gnosco, ergo non sum

Sigo de bajón por mi última entrevista de trabajo. Y es que hay que joderse que los únicos que triunfan en esta vida son aquellos que aparte de ser unos inútiles no tienen ni dos dedos de frente... Y a partir de ahora, ¿qué? ¿Oculto mis estudios? :-(

Etiquetas: ,

viernes, 26 de enero de 2007

No es que me gusten los pañuelos...


...es que siempre tengo frío.

Etiquetas: ,

Buenísima viñeta de LNE

¿Pero mamá, no decías que este invierno no íbamos a dormir por eso del cambio climático?

Etiquetas: , ,

Apoyo a TeleAsturias, la autonómica pese a quien pese

Es un hecho consabido de los asturianos que ven otra tele que no sea la habitual, que desde hace meses se inició una campaña de acoso y derribo por parte de cierto sector para acabar con Teleasturias, la primera autonómica que surgió y la que debería de ser en realidad esa "autonómica". Será por el nombre, será por competencia con esa Televisión del Principado que aspira a ser la única autonómica o que quiere ese nombre registrado... esa cadena que no iba a tener anuncios y que se sufragaría de alguna manera (con el céntimo hospitalario de la gasolina pensamos muchos, que de tan hospitalario vale para todo menos para mejorar la sanidad) ubicada en ese centro que es la Universidad Laboral de Gijón, vestigio franquista que la Ley de la Memoria Histórica se pasa por el forro de lo que no tengo y que está siendo el sumidero de los fondos negros -mineros dicen otros- debido a la gran cantidad de minas presentes en Gijón y a la enorme necesidad de desarrollo de proyectos en una zona de Asturias tan deprimida como es esta, para crear en ella un centro de arte moderno, un instituto, trasladar la Universidad de Oviedo, dominar el mundo... No si en el fondo aquella triste película titulada Mortadelo y Filemón que hacían de este edificio la sede del gobierno de aquel país extraño va a tener razón...
Hoy publica uno de los diarios locales esta noticia en la que la cacicada salta a la vista. En seis meses, esta emisora ha de cerrar sus puertas dejando a toda su plantilla en la calle porque no posee licencia para la emisión en tdt y como la emisión normal va a ser cortada allá por tiempo próximo, pues a tomar vientos, sin más, porque la mía mola más. Y no es esto lo peor, si no la entrega de licencias a grupos que no poseen ninguna infraestructura enfocada a la emisión televisiva, pero que a la larga creará montones de puestos de trabajo. Cada cual que piense lo que quiera, pero aquí funciona todo así.
¿A qué viene esta perorata? Es sencillo: formamos parte de un grupo denominado AsturLinux que hasta el momento campamos por estas sebes ajenos a politiqueos, pero si ahora que nos encontramos en plena campaña política de cara a unas próximas elecciones, le da a algún manguan por decir que somos más papistas que Ratzinger y que como en Extremadura hemos de presionar por el Software Libre y tener nuestra propia distribución, ¿no se debería esta de llamar "AsturLinux"? Ostia, vaya mal rollo. ¿Y que pasaría cuando se encuentren con que es trade mark? ¿Nos empaquetarían por delitos políticos? ¿Nos perseguirían hasta la disolución? No sé. Por el momento (me) nos (conformaré) conformaremos con apoyar a los que ya son blanco de los delirios de grandeza del infortunio y esperaremos que los siguientes no seamos nosotros.

Etiquetas:

jueves, 25 de enero de 2007

No hay nada como hacerse ilusiones...

...con cualquier cosa para que eso no pase nunca y te siente como una patada en el estómago. Como es el caso. Soy pesimista, que se va a hacer. Siempre lo fui y siempre lo seré, sobre todo viendo como me luce el pelo. Aunque digan eso de que no hay mal que por bien no venga, hoy estoy como si me hubiesen "pisao la cabeza". Digamos que me acojoné un poco cuando me llamaron para currar a 5 minutos de casa. El sueldo era mierda pero era indefinido. Si llego a entrar ahí, mi situación vital hubiera cambiado un pelín: cambio de casa, de city, de todo... Y yo no me quería hacer ilusiones, pero es que el fondo te las haces y no hay mas vuelta que dar.
Conclusión: sigo en el puto paro, pero me mandaron un correo muy agradecidos de que me presentase alegando que mi preparación no es la adecuada. Lo que me lleva a preguntarme ¿he de ocultar que tengo estudios para poder trabajar algún día en lo más rastrero de este mundo o tengo que vestirme de puta para conseguirlo? No lo se, por el momento sigo siendo bibliotecobecaria en paro.

Necesito un paseo por ikea y comprar unos zapatos...

Etiquetas:

lunes, 22 de enero de 2007

22 de enero de 2006

Nieve en los picos a media tarde: cota 300 metros. Por fín!!! :-D

Etiquetas:

domingo, 21 de enero de 2007

Apocalypto

Simplemente impresionante. Me recordó al comienzo a Rapa Nui pero no van por ahí los tiros, no se trata de la rivalidad entre dos hombres, si no de la existencia de una civilización y cómo la rueda del tiempo pone a cada uno en su sitio. No es tan sangrienta como la pintan y sin duda podría ser una buena explicación al cómo de la desaparición de esta civilización. Muy buena la película y sobre todo entretenida, no da descanso. No puedo caer en la obligada comparación con la anterior película como director de este elemento porque me negué a verla, así que ya me contarán. El único inconveniente que no problema es el hecho de la subtitulación: habrá que verla dos veces para poder apreciar escena y trama ;-)

Etiquetas:

viernes, 19 de enero de 2007

Cómo hacer un tapiz versión casera y fácil I

Llevaba un tiempo dándole vueltas a cómo hacer un tapiz porque vi uno muy chulo y no me gustó el precio, así que, para variar, decidí ahorrar y hacerlo yo misma. Buscando por la web lo único que encontré que daba pistas para hacer uno es esta web, mientras que el resto de los resultados o bien son gente que los vende pero no da pistas del making off o similares. Así que me decidí a dar unas pistas de cómo hice yo el mio desde el principio.
Los materiales empleados fueron los siguientes: cuatro listones de madera, cinta aislante, cuatro tirafondos, puntas sin cabeza, lanas de colores -de tamaño grueso mejor- e hilo/lana grueso de algodón, una regla de madera o un listón fino, alambre y una aguja de lana.
Lo primero para hacerlo en casa es saber las dimensiones y que el telar tiene que ser lo mas sencillo posible. Con cuatro listones de madera -de unos 4 centímetros de lado por los que se quiera de largo- se puede fabricar con 4 tirafondos uno como el que se ve en la imagen. La cinta aislante tiene su motivo: los listones están reaprovechados y estaban abiertos por donde metí los tornillos, así que preferí "apretar". El encintado de las zonas donde coloqué las puntas tiene también su explicación: para sujetar la urdimbre se utiliza puntas sin cabeza colocadas a espacios entre medio y un centímetro que al estar tan juntas pueden hacer que se abra la madera. También decidí que era bueno apretar.
Para empezar se ha de colocar la urdimbre: con un hilo de algodón medianamente grueso se coloca de una punta a otra como en la imagen para generar un armazón para la lana de color que apliquemos posteriormente. Nunca hice ninguno pero vi que se remataba atando la urdimbre, así que lo que hice fue dejar un trozo de lana en la parte posterior y superior para poder atarlo sin problemas. ¿Cómo? Alargando hasta una punta diferente el paso de la lana. Esta debe de quedar medianamente tensa que si no queda un pelín "bailón".
Una vez con la urdimbre, lo siguiente es pasar la lana haciendo una malla: una fila arriba, otra abajo, y a la vuelta de la manera contraria, dejando abajo las que antes cogimos arriba y arriba las que estaban debajo. Es sencillo. Para facilitar el paso de la lana y no gastar mucho, con un trozo de alambre fabriqué ese "invento" en el que se enrosca la lana y facilita el paso por entre las cuerdas.
También para facilitar ese paso utilicé una regla -vale un listón de madera- que metía por donde debía de ir el hilo en paralelo al telar y luego ponía en diagonal para ampliar la zona de paso. Con la misma regla, al ir pasando vueltas de lana, debemos de presionar hacia la parte baja para que quede más tupido. Este método se puede usar hasta cierto punto porque a partir de ciertas vueltas hacia arriba, se nos hará imposible poner la regla de pies para pasar la lana y tendremos que recurrir a hacer una "aguja tamaño grande" de alambre que llegue de parte a parte. Con él pasamos por donde tiene que pasar el hilo y en el extremo para enganchar la lana metemos el hilo y procedemos -sin sacarlo- a tirar de ella hacia el otro lado. Es simple.
Las primeras vueltas han de ser del mismo hilo de la urdimbre para tener unas vueltas de soporte, igual que las últimas. Sobre ellas se atarán los nudos de cierre del tapiz. Pero eso ya lo contaré en otra entrada que hoy no me dio tiempo a cerrarlo y terminarlo.
Sólo dos cosas: el único límite es la imaginación y da dolor de cervicales y muñecas - las cervicales por la postura y las muñecas por el continuo movimiento de las mismas-. Es el primero que hago y está quedando muy bien, así que debe de ser fácil...
Queda algo tal que así:
tapiz

Etiquetas:

jueves, 18 de enero de 2007

Cómo empezó todo

O recapitulación del por qué empecé a hacer cosas que no me darán de comer ni un trabajo digno.
Todo empezó en Porrúa, a finales de un agosto de hace 12 años. Mercau Astur, repletito de cosas de esas llamadas artesanas con el sobrenombre de rabo que te meto. 16 años propios con orgullo de asturianía y tierra celta con todo lo cultural que ello conlleva y mucha esperanza en esta vida. En este panorama, vi un arcón de madera. No era gran cosa pero era precioso a ojos inexpertos. En teoría era castaño, tallado a mano con métodos tradicionales que un paisano enseñaba al lado de las piezas ya concluidas.
Me gustaba mucho, pero el precio de la pieza más pequeña se alejaba mucho de mi presupuesto para nada. Y decidí que yo podía hacerlo. Después de ese mercado concluyó mi trabajo en Llanes y volví a casa, enviando de cabeza a la serrería más cercana a mi tío que me compró una tabla de pino -bastante más barato y fácil de encontrar que el castaño- que por suerte o desgracia no entraba en el coche y tuvo que cortarse, dando comienzo a la primera prueba en el trozo cortado de tabla y que posteriormente se convertiría en la tabla delantera de mi primer baúl.
Tenía -tengo- un libro de dibujos celtas extraídos de piezas de orfebrería y del famoso Book of Kells -que poco tiene de celta y mucho de mezcolanza católica-irlandesa- pero que me dieron para hacer muchas piezas diferentes. La primera tabla fue sencilla, tampoco era cuestión de romperse los cuernos en la primera de cambio ya que no sabía qué iba a salir de allí. En ella aprendí que cortar en el sentido de la veta es fácil, a contraveta duro y en general las angüeñas me llenaron las manos. Dolían mucho pero meterlas en agua fría después de darle al tallaje era una sensación bastante "prestosa". Luego vino el hacer la caja, de la que no incluyo foto por su parte posterior porque está rematada con unas colas de milano hechas al revés que no sujetan absolutamente nada. Lógico, nunca las había visto ni hecho y así quedaron. La siguiente parte en tallar, con todas las piezas desmontadas fue la tapa, en la que el derroche decorativo propio de ese arte irlandés y su barroquismo y horror vacui lo llenan absolutamente todo. Una vez visto que puedes, ¿por qué no? Después de tallar todas la piezas vino el problema. Lógicamente, lleva tiempo y con el tiempo, la madera de pino de serrería se seca y al secarse, se comba. No es una buena madera, pero es lo que hay si no se tiene mucha pasta. Lo ideal es hacer la caja y tallarla después para que una vez hecha no se desmangue al secar. Como mucho se puede retorcer la tapa, pero se soluciona con un cepillo.
Me encontré el problema de que no tenía unas bisagras adecuadas y la cerradura que compré acabó enganchándome toda la ropa que se acercaba a ella, así que la quité y así aparece el día de hoy.
Luego añadí las patas, que me gusta decir que son un sello propio porque nunca las había visto en ninguna parte: constan de un puño cerrado de tres dedos paralelos. Es una parte de las cajas que he hecho con patas que me encanta. Y bueno, así quedó al ser el primero: retorcido y sin terminar. En él ensayé una manera de envejecido que ya he perfeccionado y que no se si se utilizará actualmente pero que sabía se utilizaba en la edad media para conseguir el color negro: el humo de vela. Si se consigue hacer lamer una superficie a la llama de una vela y que el humo recorra el resto -ojo, sin llegar a quemarla- se genera una película de ollín que tiñe de negro amarronado la superficie. Se ha de limpiar con un pincel o brocha para no hacer una guarrada al aplicar la cera que le da el toque final. La cera simplemente se aplica con una balleta seca y a base de frotar acaba dándosele el acabado deseado. Si se frota en el sentido de la veta quedará brillante, si se hace en el contrario mate. Es una cosa curiosa...

Por cierto, ¿dije que tallo a cutter? Los buriles e instrumentos habituales para el tallado de madera son muy efectivos cuando la pieza es dura, es decir de castaño o similar, pero si se trata de una madera relativamente blanda como es el caso del pino, resulta imposible aplicar su uso y no reventar la pieza o al menos el dibujo que se esté realizando y con estos instrumentos se alcanza mayor precisión en el corte. ¿Podría ser más fácil con otro tipo de herramientas? Sin duda, pero no sería ya una pieza artesana hecha a mano, cosa que casi todas mis piezas talladas lo son, porque el único elemento que utilizo mecánico es la sierra de calar o la lijadora.
Tras esta caja llegaron más cajas de diferentes tamaños y formas. Espejos -me acuerdo de un espejo con dos coletas laterales, cuatro trisqueles en las esquinas y una concha en la parte superior que todavía me duele haber vendido, a ver si hago otro-, marcos de cuadros, portarretratos y alguna que otra venta en la Paraxuga que dejé por falta de tiempo. Algunos encargos, como el cartel de El Espumeru hecho en castaño. Los años avanzaban y no es muy bueno dedicarse a esto de pleno mientras estudias una carrera. Aunque surgieron otras inquietudes y viendo que era capaz de todo por qué no iba a hacerlo: de la madera pasé por los mismos años al barro. Hice muñecos, cabezas, figuritas varias, marionetas... De ahí pasé a la joyería con un curso que dí en Sotrondio y del que tengo en una cervecería un torque de cobre del que ya pondré alguna imagen y un par de anillos curiosos aunque mal rematados. Luego vino el cuero, las lámparas tipo Tifany de plomo líquido y vidriera de mentira. De mi güela heredé las agujas de tejer e hice jerseys, chaquetas y similares -aun no me dio por los calcetos como a ella-. Luego me llegó la época de los muñecos articulados, los animalitos de ganchillo y ahora los tapices, de los que en breves pondré un detallado How to porque me volví loca buscando por la web cómo hacer un tapiz y la información fue bastante escasa.
Ahora, 12 años después, 28 propios, sigo con una asturianía perpetua pero de capa caída con bastantes menos esperanzas pero haciendo las mismas chuminadas, si no más -a sabiendas de que es buena terapia para los nervios el hacer trabajos manuales- y con tres frustraciones que voy a intentar superar algún día: pintar un cuadro, hacer unes madreñes -que no hice ya por falta de la herramienta adecuada y de las que un borrego en uno de estos mercaos tradicionales me dijo que "no era cosa de muyeres"- y encontrar trabajo. El orden de los factores me es plenamente irrelevante, pero lo haré.

Etiquetas:

18 de enero de 2007

25 grados a las 4 de la tarde, nublado, viento leve sureste. Ni un atisbo de frío, nieve o lluvia mientras que Alemania se prepara para su primer huracán. Que alguien detenga al hombre del tiempo, algo está haciendo mal.

Etiquetas:

martes, 16 de enero de 2007

Nuevo / Viejo

En la fila 1 "Caldera", en la fila dos "Oso". Caldera llegó de manos de Cova y se llama así porque lo colocas sobre el radiador y luego da un calorín :-)~~~
El otro se llama Oso porque es un oso. Caldera es de este año y Oso lleva conmigo más o menos desde que tenía cuatro años y de eso, ya llovió. Está que se cae a cachos pero me da penina tirarlo. No sé por qué motivo me gustan tanto los osos de peluche pero, según se cuenta por mi casa, alguien colocó uno a mi lado el día que abrí el güeyu al mundo y ese primero fue sustituido por ese Oso amarillo y blanco -en origen- ahora ya descolorido y totalmente demacrado. Prubín, con lo que me acompañó toda la vida y me insisten en que lo eutanasie :-(

Etiquetas:

Por qué la gente se sigue automedicando y cada vez más

Hace más de tres meses, lo que se dice "long time ago", comencé a sufrir un catarro de esos que molestan mucho con su tosecilla, su mucosidad asquerosa, ataques de asma, dolor de oídos, de garganta... Total, cuatro visitas al médico: una de antibióticos por faringitis, otra de jarabe para los mocos, otra de antibióticos por posible sinusitis y placa y otra de "no tienes nada"/buenos días.
¿Cual es el problema desde mi punto de vista? Que nos toman el pelo. Antes en esta zona de la República Bananera había dos médicos fijos que pidieron traslado. Ahora tenemos médicos ambulantes -como los artistas de circo- y varios House, que además son adivinos. La que me diagnosticó la faringitis me miró la garganta porque insistí en que me dolía mucho. El del jarabe me puso a parir porque no era su paciente, lo que me hace preguntarme si tendré yo la culpa de tener derecho a un servicio médico diario si es necesario. El de la posible sinusitis fue el que único que se dignó a hacer bien las cosas salvo por el hecho de recetar los antibióticos antes de conocer los resultados de la placa. Y la de hoy, no tiene desperdicio. Sospechamos que es la médica que nos asignaron como fija, pero hoy está, mañana no, pasado sólo hasta las 10... La primera vez que entré me dijo que si era asmática podría hacerse una mejora de mi tratamiento, pero otro día que aquel no era bueno. Y hoy, cuando insistí, tras decirme que no tenía nada en la placa, con que llevo con este puto catarro tanto tiempo y que cuando fui a donar no me dejaron por tener esto y tras mirarme me dijeron que era algo que necesitaba de atención médica, ésta decidió mejorar mi tratamiento contra la alergia a base de antiestamínicos. No soy médica ni tengo conocimientos sobre el tema, pero se supone que un médico no es un vidente que con mirarte al entrar te dice que tienes hemorroides con tan sólo verte el color de la cara. Por lo menos deberían de escuchar al paciente y si te duelen los oídos, moqueas en verde, tienes continuamente la garganta al rojo vivo y asma... pues que menos que mirarte y no diagnosticar de la que entras por la puerta.
Llevo tanto tiempo con este catarro que ya me da igual estar carraspeando de continuo porque ni lo noto, pero lo que más me duele es que exista un Servicio de Salud, antes Seguridad Social, que se parte el culo cada vez que le llega alguien diciéndole que tiene algo desde hace tanto tiempo (¡Coño!¿Desde cuando dices?) y que para lo único que sirve cuando te quitan el médico que realmente se preocupa por la salud del paciente es para aliviar el estreñimiento.¿Por qué? Porque te cagas en la madre del médico, del que te hizo la placa y la perdió, de quien obliga al uso de genéricos que no valen ni para tomar por saco, del que tiene cerrada una planta del hospital para ahorrar costes y los pacientes amontonados en los pasillos de urgencias... y así una larga lista que te deja los intestinos libres de toda duda.
Por ello, he decidido pasarme a la homeopatía: ante el asma y la depresión, marihuana que dicen que abre los pulmones y expande la mente; ante el constipado, infusiones de te con miel y orégano que si hace milagros con la pasta, que no te hará a ti; para la tos seca, ajo sobre pan tostado... Y con esto y un bizcocho a ver qué más nos depara ese saludable servicio el día que realmente nos sea necesario. Si es que copiamos lo peor de todos los sitios y cómo no, vamos camino de tener la misma "elucubración" sanitaria que en los USAS: una mierda pinchada en un palo.

Etiquetas:

lunes, 15 de enero de 2007

Naif

Naif es como se llama al arte-pintura no aprendido en escuela, ingenua y sin grandes compromisos, como lo que encontré en esta web que me está entreteniendo viendo imágenes desde hace un cacho. Sin más remedio, si mencionamos uno, debemos mencionar al otro, el precursor de esta tendencia o simplemente quien decidió que era un estilo tan artístico válido como cualquier otro: Henry Rousseau, aka el Aduanero. También a Frida se la relaciona con esta tendencia pictórica, aunque yo no se si quedarme con el apelativo de naif o de simbolista, pero claro, los primeros aprendieron solos y el resto en la escuela. Siempre marcando diferencias, aunque lo que realmente debería de contar es el resultado. Que pena que no sepa el idioma de esta página tan molona para poder leer los comentarios.

Etiquetas:

El mundo en una gota de agua

Y un montón mas de ellas aquí.

Etiquetas:

Si es que son como niños...

Hoy por fin he sacado las fotos de reyes de la cámara y las caras de este par de ellos son dignas de los 5 años tras levantarse de pronto el día 6 a ver si "habían llegado ya".Por otro lado, tengo hasta el roscón, cuya única sorpresa era que pese a ese aspecto de "vaya gana de meterle el diente" había que acompañar el diente de un martillo percutor para poder reducirlo a trocitos pequeños tragables. Lo dicho: nunca más.

Etiquetas:

viernes, 12 de enero de 2007

Relato breve

En el reino de Quitranlandia vivía feliz y contenta la princesa Geprimonia repartiendo sus horas entre la matriarca y el patriarca de Quitranlandia inmersos en la eterna parsimonia, ignorando la existencia de vida alguna en las cercanías. Un buen día, en el paseo vespertino habitual, aunque más extenso en longitud que los precedentes, Geprimonia llegó a las desconocidas fronteras del reino decidiendo que sería una maravillosa aventura el conocer los desconocidos misterios que se extendían en aquellas raras tierras sin nombre y azotadas por continuas tormentas más allá de los límites del reino. En su devenir, recorrió la zona con precaución encontrando a Migeprinio, un ser similar y del que enseguida se vio prendada. Migeprinio era hijo de patriarca y matriarca de Quilantrandia, príncipe al igual que Geprimonia, pero de unas tierras vecinas anteriormente inóspitas. Entre ambos surgió una gran amistad y la idea de fundar un nuevo reino, ajeno a las tormentas de una tierra y el abandono de la otra. El pacto se produjo y mediante la cesión de una zona de Quilantrandia medianamente azotada por los temporales se generó un nuevo reino denominado Catramundia donde Migeprinio construyó un nuevo palacio para Geprimonia. La construcción fue un periodo largo y tremendo en su historia pero la obra fue concluida, afectando los continuos devenires a la salud de Geprimonia. Cuando los dos regentes comenzaron las gestiones para asentarse en el nuevo reino, las intrigas del reino de Quilantrandia comenzaron hasta llegar a un momento, después de numerosos avatares, en el que se firmó la paz y la regente de Quilantrandia entregó la Puerta del Destino, acceso principal al reino nuevo, a Migeprinio como signo de la paz duradera. Un mes pasó durante el cual la calma reinó de nuevo en el reino fronterizo, pero transcurrido ese tiempo de nuevo la puerta fue reclamada, esta vez a Geprimonia, aludiendo el desconocimiento de tratados de paz y eludiendo las obligaciones adquiridas con el mismo. Geprimonia, dubitativa ante tales sucesos, volvió al reino de Quitranlandia, se encerró en el más oscuro cuarto de aquel palacio antiguo pensando en la nueva tierra en la que había depositado su esperanza en pos de la consecución de una felicidad distinta unida a Migeprinio y que tanto su salud estaba mermando, preguntándose por qué la historia era diferente según quien la contara, si Migeprinio o Altregenta, y por qué ella se encontraba en medio de un huracán que parecía querer arrastrar su mente a las llanuras del Yadacale, donde moraban los desarraigados mentales. Geprimonia lloró y lloró ante la imposibilidad de solucionar su situación y la duda de permanecer para siempre en el viejo reino lejos de Migeprinio o arrojarse a la tormenta a su lado. Consumida por la duda, Geprimonia se convirtió en el susurro final que siempre acompaña a Eco en su eterna réplica.

Moraleja: "La familia cuanto más lejos, mejor" no es un dicho popular, es una verdad como una catedral de grande.

Etiquetas:

jueves, 11 de enero de 2007

Liberación de la mujer

Es un prototipo el recordar del movimiento feminista y la revolución-liberalización de la mujer el hecho de quemar/quitarse el sujetador. Sinceramente me parece una soberana gilipollez porque cada una es digna dueña de decidir a qué altura quiere tener el escote, pero la actual sociedad es lo que está reclamando de las mujeres con tetas, es decir, aquellas que usan algo más que una talla 95 de las de antes. Y es que volvemos a la eterna jodienda de los creadores de ropa: la reducción de tallas con las mismas etiquetas de antes. Y luego dicen que hay anorexia, como para no haberla. He adelgazado 6 kilos y mis "antiguos" sujetadores me quedan grandes. Talla 95 de hace un año. Voy a comprar otros nuevos a las habituales cadenas de lencería y grandes superficies -porque fueron varias tiendas- y me encuentro con que la mayor de las tallas a la venta, la 100, no me sirve ni de lejos. Ahora resulta que por tener "algo" que mostrar en un pronunciado escote estamos condenadas a utilizar sujetadores de las welas porque son los únicos en los que entra el parachoques y es jodido, porque no hay nada más horrible que un sujetador para una "señora" -entrecomillado por referirse a determinado segmento femenino comprendido entre los 60 y los 100 años-. Que a todas las mujeres nos gusta la lencería es un hecho, y la que diga que no, miente, así que habría igual mercado para mujeres tabula-rasa como para mujeres de verdad. La cuestión es la de siempre y en la ropa interior un hecho: a menos tela más cara es la pieza. Pero... ¿si hay que poner más tela para que le sirva a una mujer más corpórea? Claramente se pierde pasta, y no es porque lo vendan barato precisamente. No me extraña que Mariah Carey luzca esas "colgadiellas" -más delgadita a veces con menos "colgadiella", más rellenina en otras con espectáculo dantesco incluido-, aunque no hay que dejar de reconocer que la tía "tiene cojones" o eso o acusa la reducción de tallaje. Yo nunca haría lo de esta mujer porque para mi es estéticamente horrible, pero eso es otra historia que debe ser tratada en otro momento, como decía Tolkien en la Historia Interminable. Sin duda y como bien escuché un día, "a todas con el paso del tiempo nos afecta la ley de la gravedad: se te caen las tetas, se te cae la barriga, se te cae el culo" -palabras textuales salidas de UniOvi- y que podemos "recauchutar" utilizando los elementos adecuados.
El día que encuentre un puñetero sujetador digno de una persona joven en el que entre sin necesidad de pesar 35 kilos en mojado, lo proclamaré Día Internacional del Bello Escote y para mi será fiesta. Mientras tanto recurriré al cruzado mágico grecorromano clásico y procederé a comprar varios metros de lazo en varios colores para tener variedad junto con lienzo para hacerme una pieza a mi medida.

Etiquetas: ,

miércoles, 10 de enero de 2007

Motivos personales

¿Cuales son los objetivos que gobiernan nuestras vidas? Antes de los 10 años son el poder dedicarte a jugar, a partir de los 14 buscar esa mirada furtiva, hasta los 25 las llegadas del fin de semana e ir de farra. ¿Pero después? Últimamente parece que mi vida no tiene ninguna meta o al menos no consigo discernirla de entre la niebla que la rodea.
Pienso... El individuo busca siempre la aprobación del grupo. De niño la escasa personalidad te hace voluble y moldeable, haciendo de la personalidad del grupo la tuya. De adolescente la situación se agrava: o eres un muñeco vacío o eres quien llena los muñecos vacíos. ¿Y luego? Si tienes la suficiente personalidad como para tener "personalidad" eres un elemento excluyente. Estás tú, gente que puede compartir tus tendencias o aficiones, gente que simplemente te soporta, y todo lo demás. Si tus pensamientos son generales, eres aceptado, si no, estas jodido.
Pienso... Tengo tantas cosas en la cabeza que no puedo centrarme en nada y nada me calma la tempestad mental. Es increíble: los 25 marcan un antes y un después. Antes los problemas eran mínimos, eran otros. Después, los problemas son mayores, mínimos y más acuciantes. Demasiadas situaciones, demasiadas preocupaciones.
Creía de mi misma ser una persona tranquila, pero los nervios que nunca tuve ahora me asolan y derrumban. Tics, mudanza serpentina, mechones en el suelo... ¿Cual es mi meta ahora? ¿Qué objetivo tengo? ¿Cómo puedo hacer que esto pare? Debería de ponerme con esa macroinvestigación ya, pero hay situaciones distractorias. Muchas. Preocupaciones, reales o imaginarias. Demasiadas. Y sentimiento de culpa por mil y un situaciones que podría solucionar pero no lo hago.
Ahora comprendo la excusa puesta mil y una veces para faltar al instituto en vías de un remoloneo baldío: motivos personales. Me siento Penélope esperando a Ulises. Hasta tal punto que la idea de confeccionar un telar ronda últimamente mi cabeza y acabará siendo llevada a la praxis. Un objetivo, tenue pero fuerte que me recuperará de las aguas muertas de la Estigia para subir a la Balsa de la Medusa.

Etiquetas:

Neobarroquismo siglo XXI


¿Tienen que ser horripilantes los paisajes urbanos? No. Y esta web nos lo muestra claramente. Si durante el barroco se buscaba el paisaje ficticio que ampliara las proporciones de las arquitecturas y enriqueciera las zonas, esto es una clara representación de esos mismos principios. La pena es que en una sociedad como la nuestra, no duraría ni media hora intacto. Digno de ver.

Etiquetas:

martes, 9 de enero de 2007

Tempus fugit

Ayer hace ocho años andaba babándome como una tontina por cierto individuo con el que jugaba a los dados en una cervecería y, vaya, hoy sigo igual, sólo que de vez en cuando dicho individuo me recoge las babas. En fin... ¿será mutuo?

Etiquetas:

El cuadro dentro del cuadro


Después de mucho trastear, funcionó el cambio. La solución: pequeños cambios poco a poco.

Etiquetas:

Imago mundi

Etiquetas:

domingo, 7 de enero de 2007

Queridos reyes magos...

La receta del roscón de reyes de los coj0nes os la podéis llevar con vosotros que para año que viene vuelvo a las galletitas y si me apetece el put0 roscón lo hay en las pastelerías o mejor aun: recordaré que estaba a dieta.

Etiquetas:

viernes, 5 de enero de 2007

Magos, esperamos

Noche de reyes y como tooodos los niños del mundo, sin perder la ilusión de que nos traigan "algo" porque hemos sido muy buenos. Llevo toda la mañana pegándome con un roscón de reyes que sólo se repetirá si sabe MUY rico. La experiencia de quedarme pegada a la mesa al amasar y perder la sensibilidad en las manos ya me había pasado con las galletitas alemanas pero esto es "diferente". A ver cómo queda el asunto y a poner los zapatos en la puerta esta noche :-D

Etiquetas:

jueves, 4 de enero de 2007

Cuadros escoceses

Pues después de la movida nocheviejera y haber perdidos dos kilos "mais", resulta que me entran los pantalones de cuadros rojos escoceses que tenía guardados desde que iba al instituto. Conclusión: tengo menos culo ahora que hace 10 años. El régimen debe de funcionar. ¡Cómo me presta poder volver a ponerme esos pantalones! Eso sí, hay que celebrarlo sin traumatismos anoréxicos así que optaré por hacer roscón de reyes de los rellenitos de nata, que molan más ;-)

Etiquetas:

martes, 2 de enero de 2007

El esperado libro

En el fondo da para algo más el hecho de pasarse media vida estudiando, aunque no sea para encontrar trabajo. Al fin y al cabo, no todo el mundo realiza algo y una consejería se lo publica. Debe de ser bueno, y por lo menos aparentemente :-)
Ahora sólo falta que se venda y que reciba retribuciones por lo que más me gusta hacer: investigar, pero eso, ya son cuentos de la lechera x-D

Etiquetas:

Año nuevo, a ver qué pasa

Un año más que pasó volando y un año nuevo que a ver qué nos depara. La verdad es que espero que la transición no marque el resto del año porque entonces voy a pasarlo no muy bien. Se me cayó la uva número 11 al suelo, digamos que se me produjo un corte de digestión que me hizo echar hasta la primera papilla en las primeras horas del 2007 y yo le echo la culpa al cava. En mi línea. Eso sí, el día 1 siguió sus horas en el sofá con el churri que más quiero del mundo dándome mimos y riéndose de "mi pérdida de lentilla" de la noche anterior. Cosas que pasan. No tomaré cava nunca más.

Etiquetas: